Banner

Cuestionan cónsules la labor de las autoridades para proteger a los indocumentados

Por Édgar Hernández

AGENCIA REFORMA

TAPACHULA.- El Cónsul de Guatemala en esta ciudad, Héctor Zipac Cuín, pidió una investigación en torno al lucro que agentes migratorios de México y Centroamérica hacen con migrantes repatriados.

“Llama la atención y nos alerta para que nosotros pudiéramos iniciar algún tipo de investigación”, expresó en entrevista.

Dijo que notificará de esta situación a la Cancillería de su País para que determine si pide información a las autoridades migratorias de México y de su Nación.

“(La investigación) debe ser un trabajo conjunto porque si bien las autoridades, los autobuses transitan por territorio guatemalteco, es necesario que nosotros podamos hacer una investigación para verificar que si en el trayecto estos autobuses están trayendo personas a territorio mexicano”, apuntó.

En tanto, la Cónsul de Nicaragua, Namibia Fuentes González, comentó que hasta el momento la representación a su cargo no ha documentado ninguna denuncia al respecto.

“Me sorprende, hasta ahora conozco esa temática”, externó.

El diplomático de Honduras, Marco Tulio Bueso Guerra, se reservó el derecho de opinar sobre el tema.

Los cónsules centroamericanos fueron abordados tras concluir su participación en el Cuarto Congreso de Género y Migración organizado en esta ciudad por la Universidad Autónoma de Chiapas.

Reforma publicó que a cambio de cuotas que van de los 200 a los mil dólares, migrantes repatriados a los países de Centroamérica regresan a México en el mismo camión en el que son enviados a sus países de origen por el Instituto Nacional de Migración (INM).

Según testimonios e información de organismos de Derechos Humanos, el dinero es para el pago de mordidas a agentes migratorios de Centroamérica, México y para el transporte licitado por el INM a la empresa Pullman de Chiapas.