Banner

Mario Rivas Hernández
Luis Donaldo: Horizonte Postergado

EL VENIDERO MARTES 18 DE MARZO, a partir de las 18:30 horas, se hará la presentación del libro “Horizonte Postergado”, de EDGAR ROBLEDO HERRERA, alto funcionario de Banorte, a nivel nacional.
Según un adelanto que me hizo llegar quien será el presentador, BULMARO PACHECO MORENO, se trata de una biografía acuciosa, bien documentada y con interesantes entrevistas e investigación, de la vida de LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA.
Este libro, se publica en el marco del vigésimo aniversario del asesinato del candidato presidencial del PRI.
¿Biografía?
Se le parece, tiene mucho de eso, aunque no en forma rigurosa.
BENJAMÍ GALINDO, presidente de la Sociedad Sonorense de Historia, será comentarista en este evento literario.
Sobre Colosio se han escrito muchos libros. Algunos memorables, otros oportunistas, pero todos tocando algún aspecto emocional de la vida del nativo de Magdalena de Kino.
Me parece que uno de los primeros libros --si no es que el primero-- fue “La muerte del cordero”, de la periodista GISELA ARRIAGA, con quien compartí la inigualable experiencia de cubrir la campaña de Colosio, entre enero y marzo de 1994.
En campaña la conocí y al terminar ésta, no la volví a ver jamás.
De todos modos, yo la recuerdo siempre porque está entrañablemente asociada a este episodio que a muchos nos marcó para toda la vida por lo insólito del suceso.
Y porque ambos éramos los únicos periodistas sonorenses en la campaña.
Este libro, el de Edgar Robledo Herrera, relata incidencias de la infancia de Luis Donaldo. Va al origen del personaje, cuya narración sirve para hacer una valoración final de la personalidad del político.
Luego pasa por la juventud, con sus amigos, amores, su experiencia como locutor, su paso por la ganadería, su vida de estudiante en Monterrey, donde por cierto durante su visita como candidato al Tec, alguien, en broma, le recordó que le había quedado a deber los tacos.
El autor lo sigue en su camino hacia la superación académica: Estados Unidos y Viena, Austria.
Habla de sus gustos y esto es un ángulo desconocido para el público en general.
PERMÍTAME HACER UN comentario a mitad del camino, caro lector: hace veinte años, tras del asesinato de Colosio, era indeseado un libro que abarcara toda esta serie de aspectos personales del candidato sacrificado en Lomas Taurinas.
El público estaba ávido de información que se refiriera a los posibles móviles del crimen.
Buscaba culpables. Quería nombres. Quería cabezas.
Tal vez esta sed de venganza de un público exacerbado por los medios de comunicación, fue la causante de que se contaminara tanto el suceso.
En ese tiempo todavía no se ponía de moda la expresión “sospechosismo”, que años después se sacara de la manga SANTIAGO CREEL MIRANDA.
El sospechosismo se apoderó del País. Todos los políticos eran sospechosos y en algún momento alguna de las fiscalías especiales cayó en la tentación de iniciar una cacería de brujas.
Vuelvo al libro de Robledo.
POLÍTICAMENTE, HAY Un capítulo interesante. Empieza con un joven Luis Donaldo entrando en contacto con la política, digamos que grande.
Fue aquel primer contacto con ROGELIO MONTEMAYOR, que llegaría a ser gobernador de Coahuila y director de PEMEX.
De hecho, muchos le atribuyen a Montemayor el padrinazgo de la carrera política de Colosio.
Quién sabe.
En todo caso, fue uno de sus impulsores.
ESTO SERÍA LO MÁS PROBABLE cuenta habida de que los políticos usualmente no tienen un solo padrino.
De hecho, a lo largo de la trayectoria, acumulan hasta una media docena de padrinos.
En este contexto, Montemayor fue el primer padrino de Colosio y tal vez CARLOS SALINAS el segundo y último.
Aunque en el libro de Robledo se menciona su encuentro con MANUEL CAMACHO SOLÍS, su conocimiento con MIGUEL DE LA MADRID HURTADO, y, bueno, todo ese camino que recorrió antes de llegar al sitio desde donde saltaría al máximo poder en México.
El autor de “Horizonte Postergado”, narra las tragedias previas al destape el 28 de noviembre de 1993.
La muerte del cardenal JESÚS POSADAS OCAMPO. Las explosiones en el sector Reforma de Guadalajara.
Y después del destape, el levantamiento de los zapatistas en los Altos de Chiapas.
Por supuesto: el destape de Colosio, con la anécdota de don FIDEL VELÁZQUEZ cuando Salinas entró al despacho donde esperaba junto con los líderes de la CNC y de la CNOP, para decirle que Colosio era el bueno:
---¡Nos adivinó el pensamiento, señor Presidente!
LA TRAMA ENTRA EN UNA fase de sinsabores, de contratiempos, de tristezas.
La rebelión de Manuel Camacho en noviembre de 1993. Su protagonismo cuando lo nombraron Comisionado para la paz en Chiapas. El ambiente sombrío provocado por los que querían ver a Camacho convertido en candidato sustituto de Luis Donaldo.
Al que jamás pasaría por la mente del Presidente Salinas, ciertamente.
Capítulo especial, el arranque en Huejutla, Hidalgo, en enero de 1994, con un priísmo confundido, temeroso, tanto por los rumores como por los presagios que había desatado el levantamiento zapatista.
El “No se hagan bolas” de Salinas, para acallar los rumores, frase que acompañó con esta otra: “el único candidato es Colosio”.
Robledo se detiene en el discurso del 6 de marzo, del que por cierto nadie se acordó este año ni cuando surgieron celebraciones por el cumpleaños de Colosio.
¿De veras les pasó de noche?
El caso es que se trata de un buen libro, con un estupendo trabajo de investigación, aunque no espere usted especulaciones sobre el asesinato o asesinos del candidato presidencial priísta de principios de 1994.
Es cierto: hay personas que todavía se preguntan si de verdad sólo hubo un tirador o si MARIO ABURTO es el que está en Almoloya.
Yo ya no me hago estas preguntas.
Colosio está muerto y esto es lo que a quienes le conocimos nos duele más.
Le he escuchado decir a algunos políticos jóvenes que no vivieron en edad madura aquel episodio, que a Colosio hay que conocerlo a través de su biografía personal y familiar.
De hecho, algunos de esos jóvenes políticos, se enfadan cuando alguien distorsiona el discurso especulando sobre los supuestos autores intelectuales del crimen.
Total: el martes 18 es la presentación del libro “Horizonte Postergado”, de EDGAR ROBLEDO HERRERA, en la sede de Sociedad Sonorense de Historia; Presentador: Bulmaro Pacheco y comentarista Benjamín Galindo.
En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ
Y ACÁ, EN CAJEME, EL JUEVES anterior se dejaron ver por rumbos del feudo de ROBERTO GONZÁLEZ LABORÍN, los delegados federales del IMSS, MIGUEL JIMÉNEZ LLAMAS, y de la CDI, JOSÉ LUIS GERMÁN ESPINOZA...
Estuvieron acompañados de sus respectivos comunicadores en jefe, JAVIER RAMÍREZ MONTES y DULCE RIVERA, respectivamente...
Pocos saben que Jiménez Llamas y Germán Espinoza, fueron compañeros en la universidad y precisamente me cuentan que de eso platicaron animadamente...
¡Larga vida para ellos!...
Y AQUÍ, EL CORREO DE HOY: me escribe la señora DOROTEA DOMÍNGUEZ VILLASEÑOR, a quien supongo residente de Empalme, una carta breve pero precisa...
Héla aquí:
“Mencionó usted que la Procuraduría Agraria convocó a todos los representantes de organizaciones campesinas pero no mencionó al principal promotor de este encuentro, el señor Raúl Acosta Tapia, delegado de la Procuraduría Agraria”...
Eso fue todo... Y no hizo falta nada...
Vale, pues...
Y A TODO ESTO, ¿SIRVEN de algo los informes de los diputados locales?...
Algunos creen que no, que sólo compiten con los presidentes municipales...
Sería interesante --y aleccionador-- hacer una encuesta al respecto...
¿No cree usted?...
Y AQUÍ, DE NUEVO sobre el tema de la contienda panista por la presidencia nacional: es incuestionable que GUSTAVO MADERO y ERNESTO CORDERO van a una elección que profundizará la división en el PAN...
Esto no tiene vuelta de hoja...
Incluso, esa división se está resintiendo en Sonora, por el activismo de los seguidores de Cordero...
¡Ojo chícharo!...
Y POR Último, EL JUEVES tuve el gusto grande de platicar, vía telefónica, con el profesor ENRIQUE EVANGELISTA VELÁZQUEZ, secretario de Organización Regional de la Sección 28 del SNTE...
Iba con sus más cercanos colaboradores --entre ellos, ADALBERTO ANDUAGA-- hacia Hermosillo, donde se llevó a cabo el festejo mayor por el 70 aniversario de la Sección 28 en Sonora...
Habrá tiempo de comentar con más amplitud este tema... Habrá tiempo...
Es todo.
Le abrazo.