Banner

THE ASSOCIATED PRESS
SIMFEROPOL.- Fuerzas rusas respaldadas por helicópteros artillados y vehículos blindados tomaron el control el sábado de un poblado cercano a la frontera con Crimea, en la víspera de un referéndum sobre si la región debería procurar anexarse a Rusia, denunciaron las nuevas autoridades ucranianas.
La acción en el poblado de Strilkove parece ser el primer movimiento de tropas fuera de Crimea, donde las fuerzas rusas tomaron el control desde el mes pasado. No hubo reportes de disparos o heridos, pero el incidente elevó la tensión, ya grave de por sí, previo al referendo del domingo.
En un comunicado, el Ministerio del Exterior ucraniano denunció la incursión en las cercanías de Crimea y dijo que Ucrania “tiene el derecho de usar todas las medidas necesarias para frenar la invasión militar de Rusia”.
El poblado se extiende hacia el norte desde la parte principal de la península del Mar Negro, a unos 10 kilómetros (seis millas) al norte de la frontera entre Crimea y la región de Jerson.
Oleg Slobodyan, portavoz del servicio fronterizo ucraniano, dijo a The Associated Press que los rusos, unos 120 en total, tomaron el control de una estación distribuidora de gas natural en Strilkove. El Ministerio del Exterior dijo que la fuerza consistía en unos 80 elementos, pero no mencionó la estación, aunque precisó que el poblado estaba tomado.