Banner

Por Claudia Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Cuidar la salud de los senadores cuesta cada día más caro.
Para 2014, el seguro de gastos médicos mayores de los 128 legisladores federales representará un gasto de 13.21 millones de pesos.
El saldo refleja un incremento del 43.59 % en relación al año pasado, cuando la contratación tuvo un costo de 9.8 millones de pesos, con la empresa Metlife.
Ahora, los legisladores, a través de la Dirección de Control Patrimonial, eligieron a Grupo Nacional Provincial para esa prestación.
El Manual de Percepciones de los Senadores y Servidores Públicos de Mando 2014 establece que el seguro tiene una cobertura equivalente mil 500 salarios mínimos mensuales del DF, es decir, poco más de 3 millones de pesos para cada uno.
En lo que va de la 62 Legislatura -que inició en 2012- un importante número de legisladores ha visto afectada su salud, ya sea por enfermedades o accidentes graves.
Actualmente, la senadora del PAN y presidenta de la Comisión de Salud, se recupera de un infarto cerebral que le provocó parálisis en la mitad de su cuerpo.
La también senadora panista, Martha Elena García, ha logrado superar el cáncer de mama, luego de diversos tratamientos, que incluyeron quimioterapias.
La senadora del PRI, Itzel Ríos, sobrevivió a un fuerte accidente automovilístico que la mantuvo fuera de las actividades legislativas durante medio año.
Uno de los casos más conocidos es el del coordinador del PRD, Miguel Barbosa, a quien le fue amputado el pie derecho tras una complicación por padecer diabetes.