Disfrutan cajemenses al aire libre de la naturaleza y balnearios que se ubican rumbo a la Presa ‘Oviáchic’

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

Para festejar cumpleaños, convivir con la familia y amigos o simplemente salir de la rutina, cientos de familias visitaron el fin de semana los paseos campestres y balnearios que se ubican rumbo a la Presa Álvaro Obregón “Oviáchic”.

A pesar de que el tiempo no fue nada favorecedor para que las familias salieran a disfrutar durante el segundo fin de semana largo del año que se celebró con motivo del Natalicio de Benito Juárez, hubo familias que visitaron los distintos paseos campestres y balnearios de la localidad, los cuales se prepararon para esperar a los visitantes.



Convive familia

durante el fin

de semana

Desde muy temprano la familia Alvarado se dio cita en uno de los paseos ubicados rumbo a la Presa Álvaro Obregón para pasar un domingo familiar y festejar el cumpleaños de la pequeña Sofía Girón Alvarado, quien celebró su séptimo año de vida en compañía de su familia.

Fue el señor Raúl Alvarado quien manifestó que siempre que tienen la oportunidad de salir a pasear visitan los paseos campestres que existen en la región debido a que son espacios libres donde pequeños y grandes tienen la oportunidad de aprovechar los días de asueto para convivir en familia.

Mientras ponía el asador para preparar unos tacos de carne asada y asar elotes para la familia, el señor Alvarado expresó que la idea es pasar un rato agradable, ya que no siempre se presenta la oportunidad de hacerlo, por lo que hay que aprovechar.

“Todos los paseos que están en este sector se caracterizan por ser lugares tranquilos y que ofrecen una excelente atención a los visitantes, debido a que cuentan con todo lo que se requiere como es el caso de sanitarios, asadores, albercas, juegos para que los niños se diviertan y sea posible pasar un día de esparcimiento que es lo que buscamos las familias al momento de salir de nuestras casas”.



Presa Álvaro Obregón punto de reunión de cajemenses

Fue alrededor de las 10:00 horas cuando empezaron a llegar los primeros automóviles a la Presa Álvaro Obregón, con la intención de admirar el paisaje y olvidarse un poco de los problemas cotidianos.

Sin embargo, fue hasta después de las 15:00 horas del domingo cuando la afluencia fue mucho más remarcada, debido a que es por las tardes cuando acude la mayor cantidad de visitantes, coincidieron las mismas personas que llegaron desde muy temprano para aprovechar los mejores espacios.

Aquí se trata de venir, comer, escuchar música, bailar y divertirse, debido a que son muchas las personas que acuden a este lugar y no sólo durante los fines de semana largos, sino cada fin de semana.



Son empanadas del

Km. 9 una tradición

Las empanadas de calabaza son el pan preferido de nuestros clientes, por ello llegan y lo primero que preguntan es por las empanadas las cuales son elaboradas por los mismos vendedores que se encuentran ubicados desde hace años a la orilla de la carretera.

Sin embargo, siempre nos hemos preocupado por ofrecerle a nuestros clientes una gran variedad de productos que nosotros mismos elaboramos para agradar a nuestros clientes y personas que viajan por este lugar como es el caso de los coricos, las coyotas o el pan integral que también es muy delicioso expresó la señora Marisela García Monje.

Manifestó que el fin de semana se ha registrado una importante afluencia en el sector, tanto de personas de la localidad como paisanos que por lo regular visitan el destino en esta temporada.

Este fin de semana ha sido muy bueno, ya que las ventas se han incrementado en alrededor de un 40%, lo cual es bastante favorecedor, pues está también por llegar Semana Santa que es una excelente temporada de venta para ella y los seis vendedores que también se instalan en el sector para ofrecer los mismos productos.

Al respecto, encargados de paseos campestres y balnearios como el Paseo El Oviáchic y El Coyote manifestaron que durante el fin de semana hubo afluencia regular, debido a que el clima no fue del todo favorecedor, “cuando hace mucho aire como estos días mucha gente prefiere no salir y muchos de los que lo hacen solamente vienen y se regresan pronto debido a que no toleran el aire y la tierra”, expresó Pedro Limón Rodríguez.



Es marzo, mes

tranquilo

Por su parte, Eduardo Rojo Medina encargado del balneario “El Coyote” coincidió en que no fue un fin de semana muy bueno, “es cierto que hubo familias que nos visitaron, pero nada que ver con otros días, así es el mes de marzo, muy tranquilo y el año pasado este mismo fin de semana fue muy similar, por eso no nos sorprende el comportamiento”.

“Mucha gente posiblemente aprovechó estos tres días para salir de la ciudad a destinos más retirados como por ejemplo la playa”.