Los reos sentenciados por plagio, pasan 23 horas al día dentro de su celda

Por Enrique Lomas

AGENCIA REFORMA

CHIHUAHUA.- La pena de prisión vitalicia, con sólo una hora para tomar el sol dentro de una jaula gigante, parece haber espantado a la industria del plagio en el Estado.

Este año, sólo se ha denunciado un secuestro; el año pasado sumaron 32 y en 2010 fueron 130.

Actualmente, los reos sentenciados por secuestro pasan 23 horas al día dentro de su celda.

Además, las fugas y los motines se han reducido a cero, pues los internos son severamente penalizados en sus privilegios de visita familiar en caso de caer en una trasgresión.

El Centro de Readaptación Social (CERESO) Número Uno, antes conocido como CERESO Estatal de Aquiles Serdán, tuvo modificaciones estructurales y arquitectónicas para albergar en un confinamiento exclusivo a los sentenciados por secuestro.

Inicialmente fue ocupado por 130 plagiarios, pero el pasado 10 de marzo fueron trasladados ahí otros 527 sentenciados por ese delito.

Además, el próximo mes de abril también se abrirá en ese CERESO otro confinamiento exclusivo para extorsionadores, delito que en Chihuahua también se castiga con prisión vitalicia.

El 10 de marzo, el gobernador César Duarte Jáquez encabezó un recorrido con los activistas Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí García, presidentes de las organizaciones civiles Alto al Secuestro y “México S.O.S”, respectivamente.

Los internos de alta peligrosidad, vestidos con sudaderas y pantaloneras color gris, algunos con la cabeza rapada, daban la espalda a los visitantes durante el recorrido.

Acudió también el coordinador nacional antisecuestros, Renato Sales Heredia.

El mandatario estatal señaló que Chihuahua poco a poco va dejando atrás el flagelo de la violencia, dolor y miedo colectivos.

“Chihuahua cumple la estrategia de concentrar en un solo penal a los secuestradores, pero en breve se logrará que también se concentre a los extorsionadores, en estas instalaciones en donde existen inhibidores de señal, tecnología que inhiba el uso de bandas anchas, Internet o cualquier tipo de telecomunicaciones.

“Desde aquí, ni Chihuahua ni otro Estado estará siendo víctima de la actividad delincuencial desde este centro penitenciario”, aseguró el mandatario.

Al concentrar a todos los sentenciados por plagio en el CERESO No. 1, Chihuahua se convirtió en el primer Estado en cumplir el Acuerdo de Reclusión Especial como Combate al Secuestro, el cual fue establecido en la última reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) celebrada en Puebla.