Banner

El vecino de la Sochiloa estaba en el Hospital General; tenía dos impactos de bala en la cabeza

Por Javier Camacho

TRIBUNA

La madrugada de ayer dejó de existir Florencio Félix Miranda, de 62 años de edad, quien desde la noche del pasado viernes, cuando fue baleado por dos sujetos en el bulevar Ignacio Ramírez, entre Donato Guerra y Michoacán, estaba internado en el Hospital General.

Autoridades policíacas informaron que esta persona murió como a las 02:00 horas debido a que no pudo superar las dos heridas de bala que tenía en la cabeza.

El hoy occiso, de oficio comerciante, tenía su domicilio por el bulevar Ignacio Ramírez, número 525, cerca del lugar donde fue baleado.

Como se informó, el atentado se registró como a las 19:00 horas del pasado viernes, cuando Florencio Félix realizaba su caminata vespertina frente a su casa.

Fue en esos momentos que dos desconocidos se le acercaron y le dispararon a quemarropa en la cabeza para después abordar una camioneta y huir hacia la calle Michoacán, donde se perdieron de vista.

Aún con vida, el vecino de la colonia Sochiloa fue trasladado al Hospital General, pero ayer dejó de existir.

Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al Anfiteatro para los trámites correspondientes.