Banner

Reavivó caso líder del ‘Arbolito’, Rigoberto Guillén el saqueo a 78 mil familias luego que liberaron a ex presidente de la Caja de Ahorro, Pulido Jíménez

EL UNIVERSAL

HERMOSILLO.- Rigoberto Guillén Rodríguez, líder de ahorradores afectados con el desfalco en la también conocida como la caja del Arbolito, consideró como “indignante” que Salvador Pulido Jiménez, quien presidió la desaparecida institución de Crédito y Ahorro del Noroeste, y que defraudó a más de 78 mil familias del noroeste del país, haya abandonado la cárcel al obtener un amparo.

Pulido Jiménez estuvo en prisión 11 años y ocho meses y fue considerado el principal responsable de la desaparición de los ahorros de familias de los estados de Sonora, Sinaloa y Baja California, quienes confiaron en la caja por ofrecer mayores rendimientos.

Indicó que ha resultado inexplicable que el juez cuarto de distrito con sede en Culiacán, Sinaloa, haya resuelto que la pena que sostenía Pulido Jiménez ya fue purgada y que haya recibido un amparo que instruye su libertad inmediata.

“Ni con todos los años que le quedan de vida esa persona podría remediar el daño que causó a miles de familias del noroeste del país que se vieron afectados con el saqueo en el que participaron funcionarios, legisladores y los representantes del Consejo de Crédito y Ahorro del Arbolito”, dijo Guillén Rodríguez.

El ex representante de ahorradores ha declarado que el Banco de México en una auditoria informó que el fraude cometido a los ahorradores del Arbolito fue por la cantidad de dos mil 400 millones de pesos.

Refirió que no fue posible que el total de las personas recibiera de regreso todo su dinero que tenían depositados en esa institución, de acuerdo a Rigoberto Guillén, hasta el momento quedan pendientes de otorgar 120 millones de pesos a 35 mil ahorradores.

Durante todo este tiempo de lucha, más de 7 mil ahorradores fallecieron por distintas causas, la mayoría por enfermedades, y nunca pudieron ver de nuevo sus ahorros, lamentó.

Con una mochila al hombro, portando una gorra y vistiendo pantalones de mezclilla, Pulido Jiménez salió de la cárcel de la penitenciaría y declinó hacer declaraciones a los medios de comunicación el domingo 16 de marzo.