Por Leslie Gómez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al conmemorar el 76 aniversario de la expropiación petrolera, Cuauhtémoc Cárdenas preguntó ayer por qué el Gobierno Federal no ha enviado al Congreso su iniciativa de legislación secundaria en materia energética.
“¿Será que aún escuece a la gente del Gobierno actual el espíritu del 18 de marzo?”, cuestionó.
Orador principal en el mitin realizado en el Monumento a la Revolución, el hijo del General Lázaro Cárdenas reiteró que la izquierda buscará echar abajo la Reforma Energética.
“La Nación atraviesa por una de sus épocas de mayor retroceso social, de un Gobierno entreguista a ultranza y de imposición conservadora, de privilegios para unos cuantos y de apremios y severas restricciones para las grandes mayorías”, puntualizó.
Convocó a integrar un frente patriótico para que las modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales sean revertidas mediante una consulta popular en 2015.
Al ser cuestionado sobre el evento en el que participó el Presidente Enrique Peña Nieto, consideró que celebraron la entrega del País.
“Deben estar celebrando el golpe a las fuerzas progresistas y, sobre todo, la mayor entrega del País a intereses contrarios a los de la mayoría de los mexicanos”, subrayó.

Divididos
La izquierda exhibió su división durante actos distintos.
Por la mañana, el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera presidió un acto en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, acompañado por funcionarios del GDF, delegados y asambleístas.
A las 10:00 horas, Izquierda Democrática Nacional, la corriente de René Bejarano, realizó un mitin en el Monumento a Lázaro Cárdenas, en Eje Central.
Y a las 14:00 horas, en el mismo sitio, Martí Batres, dirigente de Morena, encabezó otro evento.
Por la tarde, dirigentes perredistas encabezados por Cárdenas marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo, donde cerraron con un mitin.
A la protesta se sumaron organizaciones sindicales como el SME, la CNTE y la UNT, entre otros.