Por Carlos Marí
AGENCIA REFORMA
VILLAHERMOSA.- En el cuarto día de paro de policías y agentes de Tránsito de la SSP de Tabasco, el Ejército desplegó 400 elementos de las zonas militares 30 y 38 para reforzar, a partir de ayer, la vigilancia en esta capital y sus alrededores.
Los soldados, al igual que marinos, participan desde el domingo pasado en patrullajes por las avenidas periféricas de la ciudad, ante el paro de policías, pero el operativo ha sido insuficiente.
Ayer, ante el desfile de petroleros por la conmemoración de la Expropiación Petrolera y el tráfico por el reinicio de labores tras el puente largo, hubo más embotellamientos en las avenidas.
Ante esta situación y el diálogo roto entre los líderes de policías amotinados y la Secretaría de Gobierno, el titular de esa dependencia, Raúl Ojeda, anunció el arribo de los elementos federales para sumarse a los alrededores de 500 que ya apoyaban a la Policía Ministerial estatal.
“Queremos decirle a la sociedad tabasqueña que con el respaldo del Gobierno federal, de la Quinta Zona Naval, Trigésima Zona Militar, las Policías Estatal, Ministerial y Federal, además de otras fuerzas que están llegando a la entidad, está garantizada la seguridad de la población. Tenemos la capacidad para atender esta situación”, aseguró el funcionario.
Ayer, militares vigilan la ciudad a bordo de camionetas Pick-up vehículos tipo Humvee, que son en los que arribaron antenoche los últimos contingentes.