Banner

EL UNIVERSAL
KIEV.- En su propio despacho y a base de golpes e improperios, Pershyi Panteleymonov, director de la NTV, principal televisora de Ucrania, fue obligado a firmar su renuncia por al menos tres diputados del partido de extrema derecha Svoboda.
Llamándolo “la basura y agente de Moscú”, los hombres lo acusaron de servir al presidente de Rusia, Vladimir Putin, mientras que ucranianos “mueren a manos de los ocupantes rusos” en Crimea.
El incidente ocurrió poco después de que el canal que dirige retransmitiera un discurso de Vladimir Putin.
“¡Siéntate y escribe tu renuncia!”, ordenan los sujetos luego de una discusión en la que el director trató de defenderse, pero finalmente terminó abandonando el cargo bajo presión, según indicó Euronews a través de su sitio web.
El video ya circula en las redes sociales y se puede apreciar la violencia a la que es sometido Panteleymonov de quien tampoco se puede dejar de percibir el miedo que le es infundido por sus agresores.
El primer ministro de Ucrania ha emitido un comunicado, pero en él se ha desmarcado del incidente y lo ha condenado.