Banner

THE ASSOCIATED PRESS
HOUSTON.- Una casa con más de 100 centroamericanos y mexicanos que se cree carecen de permiso para estar en Estados Unidos fue descubierta el miércoles en las afueras de Houston, dijo un vocero de la policía.
La vivienda fue encontrada durante la búsqueda de una mujer de 24 años y sus dos hijos, una niña de 7 años y un niño de 5, que fueron reportados como desaparecidos por familiares el martes por la noche después de que un hombre no se reunió con ellos como lo habían planeado en un lugar no revelado en la parte norte de la ciudad, señaló John Cannon, un portavoz del Departamento de Policía de Houston.
Mucha gente en la casa, que según las autoridades parece ser parte de una operación de contrabando de personas, estaba vestida sólo con ropa interior en condiciones asquerosas y rodeada de bolsas de basura llenas de ropa vieja, indicó Cannon.
Cuando agentes de la policía abrieron la puerta de la vivienda encontraron ``una enorme, enorme cantidad de personas, algunas sentadas encima de otras; lugares muy confinados’’, dijo el vocero. ``Ellos (los agentes) gritaron el nombre de la mujer para ver si estaba allí, y ella salió con sus dos hijos. Están bien’’.
La casa unifamiliar ubicada en el condado sureño de Harris tiene aproximadamente 140 metros cuadrados (1.500 pies cuadrados) de extensión, señaló Cannon.
En un principio los agentes sólo vieron un colchón sobre el piso y un refrigerador en una habitación exterior. No fue sino hasta que ingresaron más en la casa cuando encontraron a la gente _94 hombres, todos en ropa interior y sin zapatos, 15 mujeres y la mujer con sus dos hijos_ acostados entre inmundicia en varios cuartos pequeños, todos con acceso a un baño y sin agua caliente.
Muchas de las mujeres dijeron que habían estado en la casa durante tres o cuatro días, indicó el portavoz. Una mujer dijo que llevaba 15 días ahí. Todos comentaron que tenían hambre, sed y cansancio.