Banner

Atraerá Procuraduría fraude

Por Abel Barajas

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El Gobierno Federal evalúa solicitar el concurso mercantil para la empresa Oceanografía.

Las autoridades buscan con ello evitar acciones legales de sus acreedores y tener la posibilidad de ordenar el pago de sus adeudos o incluso llegar hasta una eventual quiebra.

Fuentes federales informaron que las autoridades valoran “seriamente” la demanda de concurso mercantil, misma que podría ser presentada por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda o la misma PGR.

Funcionarios consultados dijeron que están a la espera de un inventario del SAE, para tener un conocimiento pleno de la situación financiera y los activos de la empresa de Amado Yáñez Osuna, para decidir si se recurre a este recurso legal.

Algunos de los acreedores de Oceanografía son Banamex, con 585 millones de dólares; Banorte, con 40 millones de dólares; Rabobank Group, a quien deben 220 millones de euros, y Norsk Tillitsman, con 160 millones de dólares del barco OSA Goliath.

El propósito de una demanda concursal sería reestructurar a la empresa a través de un convenio con todos sus acreedores, con el objeto de garantizar su existencia. De fracasar esta posibilidad, la última opción sería la declaratoria de quiebra.

La autoridad federal ya ha tenido contacto con algunos de los acreedores para hablar de esta posibilidad, según confirmaron ayer allegados al caso.

La opción no es favorable en el mismo grado para todos, porque en caso de haber un convenio o incluso la quiebra y liquidación de activos, la preferencia de pago a acreedores sería, en ese orden, para los trabajadores, los adeudos garantizados y las deudas fiscales.

En adeudos garantizados se encuentran las hipotecas de barcos como el OSA Goliath, que ahora administra la firma noruega Norsk Tillitsman y en las deudas fiscales se encuentran todas las pendientes con el INFONAVIT, el lMSS y el Servicio de Administración Tributaria.

Sólo hasta el final de la lista de pagos estarían los acreedores sin garantía, como es el caso de Banamex, que otorgó 585 millones de dólares en créditos sin más respaldo que los supuestos contratos donde Pemex tenía pendientes los pagos, documentos que en su mayoría eran falsos.

Desde el pasado 28 de febrero, en que Oceanografía fue asegurada por la PGR, la empresa es administrada por el SAE, institución que se ha hecho cargo de los pagos a los trabajadores y de la operación de la compañía.

Según las autoridades consultadas, por ahora la PGR no ha solicitado información a países como Estados Unidos, para tratar de ubicar a Amado Yáñez Osuna, ni tampoco ha realizado gestiones ante Aruba, donde se supone se encuentra el OSA Goliath, el activo más importante de Oceanografía.