El Presidente Peña sacó el homenaje de Palacio Nacional para llevarlo de nuevo a las calles de la ciudad

Por Francisco Reséndiz

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Al mediodía, cuando el sol pega pleno en el Hemiciclo a Juárez, el Presidente Enrique Peña Nieto cruza la calle, una de las principales del DF, y en un suspiro rinde honores al Benemérito de las Américas.

Temprano, camionetas blindadas y escoltas han tomado por completo la avenida Juárez, cerrada, al igual que gran parte de la Alameda, por personal del Estado Mayor Presidencial.

El Mandatario camina unos metros acompañado por los presidentes de la Suprema Corte, del Senado y de la Cámara de Diputados; los secretarios de Gobernación, de la Defensa Nacional y Marina lo flanquean.

En ese lugar, utilizado durante los últimos años por sectores de la izquierda como punto de encuentro y manifestación, hay silenció, igual se escuchan las campanas de las iglesias que marcan 15 para el mediodía que el trinar de los pájaros.

Pero de repente hay una serie de mensajes en cadena, todo se da rápidamente.

El gabinete federal se despliega frente al Hemiciclo a Juárez, a espaldas del Mandatario, se entona el Himno Nacional, posteriormente el Mandatario hace guardia de honor solemne de casi un minuto y finaliza el acto oficial por el 208 Aniversario del Natalicio de Benito Juárez.

El Presidente Peña Nieto habla con familiares directos de Juárez, saluda a los masones, camina y estrecha manos de colaboradores, legisladores, ministros.

Fueron apenas unos minutos, pero, presumen los familiares del Benemérito, “el Presidente Peña sacó el homenaje de Palacio Nacional para llevarlo de nuevo a las calles de la ciudad”.

Dicen que es un acto austero y republicano, sin lujos, donde el protagonista es el propio Juárez... Se dicen satisfechos.

Familiares directos de Benito Juárez García, denunciaron que en total, en los sexenios del Partido Acción Nacional, fueron 417 calles, plazas y monumentos a los que le quitaron el nombre del Benemérito de las Américas.

Sus tataranietos dicen que Benito Juárez vive hoy en todos sus legados al pueblo mexicano, pero lamentan que entre 2000 y 2012 el Gobierno Federal haya retirado el nombre del ex Presidente a calles y plazas públicas.

El Presidente Enrique Peña Nieto cruza avenida Juárez, ingresa a la Cancillería y después se va de la zona. En menos de 10 minutos todo acabó.