Por Rachel García Vega
TRIBUNA
Para que el problema de huelga que enfrenta el Transporte Urbano en Ciudad Obregón, el cual lleva ya 18 días de soluciones, es fundamental establecer acuerdos entre las partes en conflicto, recalcó Carlos Armando Muñiz Reyes.
El presidente de la Asociación de Vecinos Pro Dignificación de las Colonias de Cajeme, expresó que en ese tema los principales involucrados son los concesionarios, sindicato y el Gobierno del Estado, quienes se tienen que reunir para buscar la mejor solución para que de una vez por todas se termine por completo con esos problemas que se vienen presentando desde hace más de un año en la localidad.
Declaró que durante el tiempo que se han presentado problemas en el Transporte Urbano de Ciudad Obregón, los más afectados han sido los usuarios, debido a que la gran mayoría de cajemenses utilizan ese medio de transporte.
Esta problemática también afecta al sector empresarial, ya que ante las irregularidades en el servicio, los trabajadores no pueden cumplir con sus horarios de trabajo establecidos, lo que ocasiona pérdidas a las empresas y una disminución en las percepciones de los trabajadores, debido a que los negocios descuentan a sus empleados los bonos por cumplimiento puntual y oportuno de sus labores.
En ese sentido consideramos que es momento que las autoridades se avoquen de manera seria y comprometida y pongan orden en el transporte urbano.
“Como Asociación de Vecinos hacemos un enérgico llamado al gobernador del Estado, para que en el ámbito de su competencia que le confiere la Ley 149 de Transporte que no le tiemble la mano y la aplique, para que no se siga pisoteando la dignidad de los usuarios del transporte urbano”, recalcó Muñiz Reyes.