Por Profesor Humberto Gutiérrez


Marzo, mes de la primavera

Querer es poder. Ahora da gusto
transitar por la avenida Miguel
Alemán. Cero baches. Cero fracturas.
Cero escurrimientos de aguas negras.

Pian pianito, así va transcurriendo el proceso de la Cuaresma. Ya llevamos tres viernes de hacerle honores a los quelites, a la capirotada y a los mariscos. Muchas personas no quieren preparar ceviche por lo caro de los limones. Aún estando en oferta, está de pensarse para comprarlos. Nosotros los pobres marinos hemos hecho un barquito de vela, para vivir en el fondo del mar, pues ya no se puede vivir en la tierra. Aquí en la Corresponsalía hemos tomado la decisión de comprar la capirotada ya hecha, tomando en consideración el alto costo de elaborarla en casa.
Da la impresión como que transita uno por alguna calle del primer mundo, cuando se desplaza por la avenida Miguel Alemán. Pasaron a la historia los baches. También las fracturas en el pavimento, y, por supuesto, los escurrimientos de las aguas negras que circulaban indiscriminadamente desde la Yaqui hasta la Morelos. Ahora, todo es vida y dulzura, en esa geografía de la ciudad. Algún día la iguana comerá sandía y por lo tanto, en Esperanza y Cócorit también disfrutaremos de esa belleza. La belleza del pavimento. Todo es cuestión de querer.
Desde la mesa en donde estaba ingiriendo consomé de pollo, observé que en la otra mesa dialogaban con mucho ánimo los buenos amigos José Luis Hernández Pineda, Emérito García y Victorino Guzmán Solórzano. No alcancé a escuchar lo que comentaban, pero me imagino que hablaban de las personas que muy pronto van a ser "destapadas" como candidatos o "candidatas" a los diferentes puestos de elección popular. En ese restaurante se reúne lo más fogoso de la política. Los que se las saben de todas todas. Es por la calle Sonora al Norte.
A través de estas líneas enviamos nuestras condolencias a nuestro buen amigo Roberto Márquez Contreras, con motivo del sensible fallecimiento de su suegro don Jesús Antonio de la Llata Ibarra. Roberto, es oriundo de Pueblo Yaqui y pertenece al sui géneris Grupo de Los Abanicos.
El prietito en el arroz: Las tres lagunas que se forman en época de lluvias frente al domicilio del profesor Héctor Hurtado Rincón. Son tan grandes esos hoyancos que, se suspende el tráfico vehicular por la Guerrero.
Desde la calle Coahuila a la Heroico Colegio Militar. Es muy arriesgado tratar de cruzar esos enormes charcos. Dicen los filósofos que todo tiene solución en esta vida. Aquí la solución consiste en depositar algunas dompadas de tierra de relleno. Así es la vida. La vida matraca.
En el santoral aparecen consignados los nombres de Nicolás, Fabiola y Clemencia, en lo que respecta al viernes 21, y nos hacen la aclaración de que es aniversario del natalicio de Benito Juárez. En lo que corresponde al sábado 22, están anotados Octaviano, Zacarías, Deogracias y Bienvenido. Sépase ínclito lector que, los padres de Benito Juárez García, firmaban con los nombres de Marcelino Juárez y Brígida García. Eran indios zapotecas. Fallecieron cuando el niño Benito tenía tres años.
En el poema de Manuel Acuña, hay una parte que a la letra dice: ..."De noche cuando pongo mis sienes en la almohada, y hacia otro mundo, mi espíritu quiero volver, camino mucho, mucho, y al fin de la jornada, las formas de mi madre, se pierden en la nada, y tú de nuevo en mi alma vuelves a aparecer..." Es una parte de la canción que canta Lorenzo de Monteclaro...
La que se titula Nocturno.
Hubo jolgorio en grande en la familia Nieblas Combs. Es que el domingo 16 fue bautizada la niña Ivanna Patricia Nieblas Combs, la cual fue llevada a la pila bautismal en brazos de sus papis Daniel Nieblas Pavlovich y Patricia Combs Miranda. Fungieron como padrinos Román Combs Miranda y Melisa Barrón Bórquez. Después de la ceremonia litúrgica, la recién bautizada, así como familiares e invitados, se trasladaron al domicilio de la familia Hernández Combs, en la colonia Villa Bonita, en donde hubo pachanga de tres pisos, para celebrar tan grato acontecimiento. Ahí convivieron los abuelos maternos y paternos de la nueva cristianita: Federico Combs Gutiérrez y su Adela Miranda, don Filemón Nieblas y doña Dolores Pavlovich... Tutti contenti... Tutti Felicci.
Dice Gilberto Valenzuela: ...Lindas las noches de luna, alegradas con sotol.
Don Anselmo Cubedo Guerrero, es un año mayor que Gabriel García Márquez, mientras que el colombiano cumplió 87, don Anselmo fue traído por la cigüeña a Esperanza, hace 88 años.
La vida es como un vals, por eso aquí en la Corresponsalía sostenemos la tesis de que se baja el cero y no toca. Es todo por ahora y hasta la próxima.