Banner

Retoman hijos del ex candidato presidencial ideales del priísta

Por Juan Arvizu

EL UNIVERSAL

MAGDALENA DE KINO.- Los hijos de Luis Donaldo Colosio Murrieta encabezaron aquí actos en memoria de su padre, en los que afirmaron que retoman sus ideales por un México mejor, que sea superior a sus tragedias. Para responder a los ideales de Colosio, “no tenemos que ser políticos”, aclaró Luis Donaldo Colosio Riojas a las puertas del mausoleo en el que reposan los restos de sus padres.

“Es muy fácil ser buenas personas, tenderle la mano al amigo vecino”.

Antes, en la Plaza Monumental de esta localidad del desierto sonorense, Mariana Colosio Riojas, ante el monumento que se levantó a la memoria del político, dijo: “El sueño de mi padre se vuelve mío”, el cual se resume en que no haya un México con hambre ni sed de justicia.

El 20 aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta reunió aquí a la familia que encabeza doña Ofelia Murrieta viuda de Colosio, y tuvo dos actos en los que se congregaron los amigos y simpatizantes del priísta: la colocación de una ofrenda floral ante el monumento de bronce en la Plaza Monumental, y una misa en el Cementerio Municipal.

Participaron Samuel Ocaña, ex gobernador de Sonora, dirigentes priístas del estado y locales, las hermanas de Colosio: Marcela, Martha, Claudia y Laura Elena; Alfonso Durazo, quien fue secretario particular de Colosio Murrieta, así como Guillermo Hopkins y Adalberto Villaescusa, entre otros.

Mariana Colosio Riojas dijo que hoy, 20 años después, “escucho a un México dispuesto, consciente, responsable por lo que tiene y puede llegar a tener”.

La hija agregó: “Veo una generación de mexicanos tomando las riendas de su país; entendiendo que un Presidente no es el único responsable, sino los 120.8 millones de habitantes, participando cada uno para que México prospere y llegue tan lejos como siempre hemos visionado”.

El mensaje de Mariana Colosio fue de exhorto: “Es momento que dejemos de darle la vuelta a lo verdaderamente importante, de recordar los valores de los abuelos: es tiempo ya de dejar el pasado y transformar el futuro”.

La hija del priísta, quien cuando murió su padre contaba con 13 meses de edad, dijo: “Son 20 años ya que llevamos preguntando por qué murió Colosio”, y agregó: “Hoy les propongo, preguntémonos el ¿para qué se fue Colosio?”. Respondió: “Se fue para enseñarnos a no quedarnos callados, a decir cómo y cuándo lo queremos para nosotros y nuestras comunidades; se fue como todo maestro: justo en el momento para que el alumno accione por sí solo”.

Y llamó: “Accionemos y juntos veamos crecer la semilla que dejó Colosio; veamos crecer a nuestro México —dijo—, porque cambiando yo, cambia mi mundo”.