Por Carlos Marí
AGENCIA REFORMA
VILLAHERMOSA.- El Gobierno de Tabasco acusó que los dirigentes de los policías paristas pretenden el “control absoluto” de la Secretaría de Seguridad Pública.
Mediante un comunicado, advirtió que desde que iniciaron sus protestas hace nueve días, los agentes han colocado la destitución de mandos policías antes que sus mejoras salariales.
Por lo pronto, los acusó de incurrir en delitos penales como incumplimiento de funciones públicas, ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad, coalición, rebelión y asonada o motín.
Sin embargo, la autoridad no precisó si ya hay denuncias formales en contra de los agentes o sus líderes.
“Quienes negocian a nombre de los policías, primero exigieron la renuncia del secretario de Seguridad Pública (Martínez Zapata) y ahora exigen también la de todos los mandos. La primera, así lo han hecho saber, derivaría por consecuencia, según ellos, en la segunda de sus pretensiones.
“Ante tal posicionamiento de los policías, el Gobierno advierte que se trata de un movimiento que no tiene como motivación central alcanzar mejores condiciones de sus compañeros de trabajo, sino el interés fundamental de tener el control absoluto de una corporación que por su función estratégica no puede estar a merced de intereses de grupos de presión”, advierte el comunicado.
Por ello, la administración del gobernador Arturo Núñez sostuvo que puede negociar bajo condiciones inaceptables.
Aunque había reanudado negociaciones con los líderes de los paristas el pasado domingo, éstas no derivaron en ningún acuerdo.
Isabelino León, uno de los líderes de los paristas, advirtió que no es posible llegar a una solución del conflicto si el Gobierno les responde con amenazas.