Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La corrupción en México representa 25% de los ilícitos que sufren las empresas y se convierte en el principal lastre para el desarrollo, afirmó Juan Pablo Castañón, presidente de la COPARMEX.
Asimismo, añadió, este delito supera en costos al robo de mercancías y a la extorsión.
Según datos del Banco Mundial, el cohecho y la falta de transparencia pueden reducir hasta en uno por ciento el crecimiento de un País, agregó el dirigente de la organización patronal en su mensaje semanal.
“La ausencia de transparencia y la corrupción son de los principales obstáculos para el desarrollo social y económico, precisamente porque debilitan al estado de derecho, que es la base institucional de la que depende el crecimiento.
“Para decirlo fácil: sin un esquema que asegure la transparencia y el combate a la corrupción y la impunidad, reformas tan importantes como la Energética pueden quedar sujetas a prácticas de opacidad o de corrupción”, dijo.
Además, afirmó que conforme avanza la aprobación de las reformas estructurales, la atención debe girar en torno a la eliminación de estos delitos.
El líder patronal exigió que la selección de dirigentes en instituciones de transparencia sea objetiva.
“El proceso para seleccionar a los comisionados del IFAI deberá evitar el esquema de cuotas: no sólo de los partidos sino también de organizaciones de la sociedad civil, el Gobierno Federal, las entidades federativas, otros poderes como el propio Legislativo y el Judicial”, planteó Castañón.
Concluyó que la agenda de transparencia es prioridad para las empresas porque se enfrentan a diario a la corrupción que imposibilita el sano clima de negocios.