THE ASSOCIATED PRESS
MOSCÚ.- Rusia acusó el miércoles a funcionarios ucranianos de impedir que las tripulaciones rusas de vuelos comerciales bajen de sus aviones en los aeropuertos ucranianos. Ucrania lo negó.
Las tensiones entre Moscú y Kiev se han incrementado desde que fuerzas rusas ocuparon la península de Crimea y se quedaron ahí durante el plebiscito de la semana pasada en que la mayoría votó abrumadoramente a favor de la anexión a Rusia.
Las autoridades rusas se habían quejado antes de que los guardias fronterizos impedían el paso de varones rusos por temor a que fuesen activistas con intención de provocar disturbios.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo el miércoles en una declaración que los guardias fronterizos obligaban a las tripulaciones de Aeroflot, la aerolínea estatal rusa, a permanecer dentro de sus aviones.
El ministerio dijo que esa decisión es violatoria del derecho internacional y en última instancia “representa un riesgo para la seguridad de la aviación civil” porque impide que las tripulaciones tengan un descanso adecuado.
El ministerio dijo que envió dos notas de protesta a la Embajada de Ucrania en Moscú.
Oleg Slobodian, vocero del servicio fronterizo ucraniano, negó que hubiese política alguna para mantener a las tripulaciones de Aeroflot dentro de sus aviones. Dijo que la única vez que se negó el ingreso a un tripulante fue el 24 de marzo cuando la inspección del pasaporte reveló que tenía una prohibición de viaje. En gesto de solidaridad, el resto de la tripulación se quedó a bordo junto con él.
Los soldados ucranianos iniciaron el martes su traslado al oeste desde Crimea después que el Gobierno ucraniano ordenó el retiro de sus fuerzas militares de esa península sobre el Mar Negro.