Banner

El sub jefe de Tránsito Municipal Salas Collazo y el oficial Frías Corral quedaron en medio de decenas de casquillos en la Otancahui y 200


Por Javier Camacho
TRIBUNA
En el interior de la patrulla 185 quedaron los cuerpos de Fernando Salas Collazo, subjefe del Departamento de Tránsito de Cajeme y del oficial Adán Omar Frías Corral, quienes la mañana de ayer fueron acribillados a tiros por varios sujetos que huyeron en dos vehículos de la colonia Prados del Tepeyac, donde sucedió el atentado.
En el lugar informaron que el doble crimen se registró como a las 08:20 horas cuando la unidad policíaca hacía alto en la calle Otancahui y 200.
Explicaron que el comandante Salas Collazo es quien tripulaba la unidad policíaca, mientras que Frías Corral iba en el asiento del copiloto, unidad que se desplazaban de sur a norte sobre la Otancahui.
Metros antes de llegar a la 200 hicieron alto, al igual que los otros vehículos que le antecedían, siendo en esos momentos que se le acercaron dos vehículos; una camioneta de color negra y una Suburban dorada.
De dichos vehículos varios desconocidos dispararon a corta distancia contra el jefe policíaco y su escolta, para después huir con rumbo desconocido.
Se menciona que algunas personas trataron de auxiliar a los agentes policíacos, pero éstos ya habían muerto, debido a las múltiples heridas producidas por los proyectiles.
Alrededor de la patrulla, quedaron esparcidos docenas de casquillos percutidos de distintos calibre.
Dio fe de los cadáveres, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que los cuerpos fueran trasladados al Anfiteatro para los trámites correspondientes.