Se ve movilización de policías y militares; niegan buscar a homicidas de los agentes municipales

Por Javier Camacho

TRIBUNA

Agentes policíacos de los tres niveles de Gobierno y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) realizaron la tarde de ayer varios cateos en colonias de Ciudad Obregón, pero no en busca de los individuos que el pasado viernes asesinaron a balazos a un par de agentes de Seguridad Pública, sino por averiguaciones previas atrasadas.

En los cateos que se creía eran parte de las investigaciones que el procurador de Justicia en el Estado, Carlos Navarro Sugich, aseguró se llevarían a cabo en Cajeme para esclarecer el asesinato del comandante Fernando Salas Collazo y del oficial Adán Omar Frías Corral, participaron más de 30 elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI), Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), Policía Federal (PF) y militares.

Una de las acciones se realizó en la calle Juan de la Barrera, entre Chihuahua y Zacatecas, en la colonia Cortinas, donde el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) inspeccionó un domicilio ubicado en la acera Norte.

Mientras esto ocurría en el exterior se quedaron a la expectativa agentes estatales y federales, así como del 60 Batallón de Infantería.

Después de más de media hora, el convoy compuesto por varias unidades policíacas y una de la Milicia, se enfilaron hacía la colonia Sochiloa y en la calle Hermanos Talamantes, entre Donato Guerra y Baca Calderón, revisaron a varias personas que estaban en el exterior y la parte frontal de una vivienda.

Trascendió que posteriormente catearon otras viviendas, pero igual, enfocadas a averiguaciones previas que están rezagadas, y no en busca de pistas para dar con la identidad y paradero de los individuos que acribillaron al par de elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de Cajeme.