Por Eliza Cavazos


La voluntad como valor moral

La voluntad es una fuerza interior que tenemos y nos empuja a llevar a cabo nuestros pensamientos.


Los valores nos hacen crecer más como personas y con esta frase inicio mi artículo de esta semana, estamos hablando mucho de retomar los valores morales más sabes el significado de cada uno de ellos como tal, bueno hoy me daré la tarea de compartir el valor de la voluntad y con ello el poder fomentar el conocimiento de cada uno de ellos.
La voluntad es la capacidad de los seres humanos que nos mueve a hacer cosas de manera intencionada, por encima de las dificultades, los contratiempos y el estado de ánimo.
Todo nuestro actuar se orienta por todo aquello que aparece bueno ante nosotros, desde las actividades recreativas hasta el empeño por mejorar en nuestro trabajo, sacar adelante a la familia y ser cada vez más productivos y eficientes. En base a este punto, podemos decir que nuestra voluntad opera principalmente en dos sentidos:
Como podemos ver la intención no basta, como tampoco el saber lo que debemos hacer. La voluntad se manifiesta "haciendo". Se nota claramente una falta de voluntad cada vez que retrasamos el inicio de una labor; en nuestras actividades, cuando damos prioridad a aquellas que son más fáciles en lugar de las importantes y urgentes o siempre que esperamos a tener el ánimo suficiente para actuar. La falta de voluntad tiene varios síntomas y nadie escapamos al influjo de la pereza o la comodidad, dos verdaderos enemigos que constantemente obstruyen nuestro actuar.
La voluntad es una fuerza interior que tenemos y nos empuja a llevar a cabo nuestros pensamientos. Es una fuerza que hay que hacerla crecer, alimentarla, para que sea ella el motor de nuestros actos, desde los más pequeños y cotidianos como pueden ser el levantarse cada día, hasta los más grandes como el de lograr aquello que nos estabilicen en la sociedad de la que somos parte, como el conseguir un puesto de trabajo. En definitiva, es seguir construyendo a la persona, para ser precisamente eso, Una Persona de voluntad. El profesor E. Rojas dice que:
"Quien tiene educada la voluntad es más libre y puede llevar su vida hacia donde quiera".
El ser humano, de una manera u otra, en un momento determinado de su vida, se plantea su propio proyecto de vida, para que éste llegue a realizarse se dan una serie de fases, que pueden ayudar a su realización, por eso, conviene reflexionar detenidamente en cuatro aspectos que nos ayudarán a conseguir una voluntad firme:
Control de nuestros gustos personales: Levántate a la hora prevista y sin retrasos (por eso siempre tienes prisa, te pones de mal humor y llegas tarde); come menos golosinas o deja de estar probando cosas todo el día; piensa en una actividad concreta para el fin de semana, y así no estar en estado de reposo todo el tiempo; tus obligaciones y responsabilidades no son obstáculo para las relaciones sociales, organiza tu tiempo para poder cumplir con todo; haz lo que debes hacer sin detenerte a pensar si es de tu gusto y agrado.
Perfección de nuestras labores cotidianas: Establece una agenda de trabajo por prioridades, esto te permite terminar a tiempo lo que empezaste; revisa todo lo que hagas y corrige los errores; guarda o acomoda las cosas cuando hayas terminado de usarlas; si te sobra tiempo dedícalo a avanzar otras tareas.
Aprendizaje de cosas nuevas: Infórmate, estudia y pon en práctica las nuevas técnicas y medios que hay para desempeñar mejor tu trabajo; inscríbete a un curso de idiomas; aprende a hacer reparaciones domésticas; desarrolla con seriedad una afición: como aprender a tocar algún instrumento como la guitarra, aprender a pintar, hacer teatro, etc.
Hacer algo por los demás: En casa siempre hay algo que hacer: disponer la mesa, limpiar y acomodar los objetos, ir a comprar víveres, cuidar a los hijos (o los hermanos, según sea el caso), recoger nuestras prendas, etc.; evita poner pretextos de cansancio, falta de tiempo u ocupaciones ficticias para evitar colaborar; haz lo necesario para llegar puntual a tus compromisos, así respetas el tiempo de los demás. En todos los lugares que frecuentas se presentan muchas oportunidades, ¡decídete!
Si se ejercita el valor de la voluntad, partiendo de pequeños ejercicios en el que se tienen que poner en práctica, se irá creciendo y entonces se hará posible el desarrollo del proyecto de vida y dando paso a la vivencia de otros valores como la libertad, diálogo, amistad, solidaridad, responsabilidad.
Un fuerte abrazo y nos leemos el próximo miércoles...

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla