Banner

Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Una fosa que fue localizada el 3 de marzo contenía los restos de 15 personas, incluyendo algunas mujeres y menores de edad, informó ayer en la tarde la Procuraduría General de Justicia en Michoacán (PGJE).
La dependencia indicó que esto pudo desprenderse después de las actuaciones periciales, entre éstas estudios de ADN.
“Con el apoyo de una máquina retroexcavadora se realizaron las maniobras para rescatar los restos óseos de las víctimas, mismas que fueron enviadas al Servicio Médico Forense a fin de que se realizaran los estudios correspondientes y determinar el número de víctimas, así como su identidad”, señaló en un comunicado.
Originalmente se había estimado que eran 12 los cuerpos desenterrados en la fosa, la cual fue ubicada en la comunidad de El Alcalde, Municipio de Apatzingán.
Por estos hechos han sido detenidas dos personas, Enrique Arriaga Herrera, de 24 años, y Miguel Ángel Padilla Pedraza, de 27.
Los detenidos recibieron ya el auto de formal prisión por los delitos de homicidio calificado y violación a las leyes de inhumación y exhumación, informó ayer la PGJE.
De acuerdo a las investigaciones llevadas a cabo por la corporación, las 15 víctimas, entre ellas cuatro menores, eran integrantes de dos familias que fueron privadas de su libertad en agosto de 2013 y luego asesinadas.
Para ocultar el crimen, los responsables cavaron una fosa en donde realizaron los enterramientos.
Durante más de seis meses nada se supo del paradero de las víctimas, hasta que a principios de marzo grupos de autodefensa ubicaron el sitio en donde fueron enterradas y dieron aviso a las autoridades.