Por Juan Carlos Rodríguez
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- Sin que autoridad alguna los detuviera, dos sicarios trasladaron a lo largo de 230 kilómetros, de Tamaulipas a Nuevo León, el cuerpo del ex alcalde de Nuevo Laredo, Benjamín Galván.
Galván, junto con el empresario Miguel Ángel Ortiz Brizuela, fue secuestrado el 27 de febrero en Nuevo Laredo y encontrado un día después en el Municipio de García con un disparo en la cabeza.
Fuentes de seguridad de Nuevo León señalaron que ambos fueron identificados este martes debido a que la Procuraduría de Tamaulipas no confirmó la desaparición a fin de proteger la posible negociación de un secuestro.
El procurador Adrián de la Garza informó ayer de la travesía de los pistoleros, que viajaban a bordo de una camioneta tipo pick up.
“Estas personas (los plagiados)”, dijo De la Garza, “ya venían (a Nuevo León) sin vida”.
“Lo que tenemos de información es que fueron trasladados por brechas, por terracería... pasaron por algunos municipios de Nuevo León”.
Carlos Pérez González, ex militar y ex policía de San Nicolás y García, y José Isidro Cruz Villarreal, señalado como líder de Los Zetas en Mina, Salinas Victoria, El Carmen, Hidalgo y Abasolo, serían los responsables de trasladar los cuerpos.
Presuntamente, el 28 de febrero dos jefes Zetas acordaron con los sicarios en Nuevo Laredo el traslado de los cuerpos a Coahuila, pero al detectar seguridad en la frontera los abandonaron en García.


Cae líder
tras crimen
de federal

Staff
AGENCIA REFORMA
REYNOSA.- El crimen de un oficial de la Policía Federal registrado la semana pasada llevó a la captura de Jesús Alejandro Leal Flores, “El Comandante Simple” o “Metro-24”.
De acuerdo con fuentes allegadas a la investigación, pistoleros del líder del Cártel del Golfo asesinaron al agente federal cuando salía de una tienda de conveniencia el pasado 26 de marzo.
Explicaron que grupos antagónicos del crimen organizado a bordo de vehículos se perseguían a tiros, cuando uno de ellos se quedó en una gasolinera; causalmente, el agente salía de la tienda y comenzaron a dispararle.
De acuerdo con la fuente, aunque el agente se cubrió y respondió la agresión, resultó herido y falleció finalmente en un hospital de esta ciudad.
Fuerzas federales tomaron nota y confirmaron que quienes lo ultimaron eran pistoleros de Leal Flores, por lo que el Ejército activó al equipo de Inteligencia de la Octava Zona Militar.
Las fuentes comentaron que el objetivo era detener a “El Simple” sin causar daños colaterales.
La mañana del martes, los militares lograron sorprender a Leal Flores en una casa de seguridad, ubicada en la colonia Jardines Colonial.
Durante el traslado del capo, sus sicarios trataron de rescatarlo y provocaron enfrentamientos y bloqueos que paralizaron la ciudad durante varias horas.