EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, reconoció que a pesar del menor crecimiento económico en los primeros meses del año, se espera un repunte hacia delante ya que hay indicios de una reactivación en la actividad productiva.
Durante su comparecencia en el Senado, el funcionario del instituto central aseguró que factores como el mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Estados Unidos empujarán a la economía nacional.
Destacó que la aprobación e implementación de las reformas estructurales también contribuirán de manera importante a impulsar el crecimiento económico en el mediano y largo plazos.
Sobre la Reforma Financiera, el responsable de la política monetaria confió en que en el mediano plazo se verán los frutos del mayor otorgamiento del crédito, que al día de hoy es bajo.
“Nosotros pensamos que si el crédito comienza a crecer al doble de lo que ahora crece, que no serían tasas extraordinariamente altas, en seis años podríamos estar llegando a un financiamiento al sector público no financiero de 50%”, mencionó.
De la inflación, Agustín Carstens afirmó que ha regresado a una zona adecuada y bien comportada. En la primera quincena de marzo, la variable macroeconómica se ubicó en 3.89%, es decir, dentro del objetivo que tiene la institución central.
El gobernador del Banxico dijo que hacia delante se prevé que la inflación converja de manera más rápida hacia la meta que se tiene (3% con una variabilidad de +/-1%), principalmente porque los incrementos al precio de la gasolina se fijarán conforme a la inflación.