Banner

Se rompe tubería y adelantan suspensión del vital líquido, prevén reanudar el servicio esta mañana

Por Candelaria González

TRIBUNA

La ruptura en la tubería de 20 pulgadas por los trabajos de infraestructura de la calle Quintana Roo y Náinari, obligó ayer el cierre de las plantas potabilizadoras 1 y 2 que dejó sin servicio de agua potable a 250 mil habitantes en Cajeme, cuyo servicio se planea reanudar este día a las siete de la mañana.

Por lo que fue necesario abastecer del vital líquido mediante pipas que realizaron más de cien viajes a escuela, hoteles, clínicas, hospitales, guarderías y al Centro de Readaptación Social entre otros, que solicitaron el apoyo al Ayuntamiento de Cajeme.

Sergio Pablos Gutiérrez, director del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMAPASC), dijo que la suspensión del vital líquido estaba programada para hoy viernes durante 24 horas, pero ayer a las 9:00 de la mañana tuvieron que cerrar las válvulas de manera emergente.

A las 11:00 de la mañana, ya no había agua en los domicilios, negocios, clínicas, hospitales y hoteles que comprenden de la avenida Sufragio a la Kino, y de la calle 200 al Bordo Prieto, de la Michoacán a la Kino y de la calle 200 a la 300.

“Tuvimos un problema que evolucionó el miércoles a media noche y tratamos de reparar la tubería al instante, pero como el tubo tiene 50 años de vida ya no resistía otra reparación y tuvimos que hacer el cese temporal”, afirmó.

Ésta sería la tercera y última vez que por las obras de la calle Quintana Roo tuvieron que parar el suministro de agua proveniente de las potabilizadoras 1 y 2, en el tramo de la calle Sufragio a la Michoacán y de la 200 al Bordo Prieto.