Por Rosa Dihnora Montaño
EL INFORMADOR DEL MAYO
NAVOJOA.- La única manera de entablar una negociación, encaminada a desactivar realmente el conflicto de huelga en la UNISON, es con María Magdalena González Agramón fuera de la mesa del diálogo.
Señaló el secretario general del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora (STEUS), Modesto Torres Valerio, quien dijo que las negociaciones están entrampadas y todo porque no existe voluntad del rector Heriberto Grijalva Monteverde para sentarse a dialogar.
Asimismo, consideró que de nada sirve que la primera autoridad envía a la mesa del diálogo a un emisario y en específico a González Agramón con el estribillo: “no violación, no revisión contractual y mucho menos salarial”.
Aclaró que el STEUS está interesado en que la institución regrese a la normalidad, pero que si el rector no está en esa misma postura, entonces ellos como gremio se mantendrán como hasta ahora firmes y enteros, enfocados a resistir en unidad.
Adelantó que se les ha comunicado que tendrán nueva fecha para reunirse, ya que en el tercer encuentro nada se concretó, debido a la postura rígida de González Agramón.
Detalló que ante la situación que ha imperado, el Consejo General de Huelga ha decidido exigir a Grijalva Monteverde que retire de las negociaciones a su emisaria, porque hasta ahora no ha permitido que éstas avancen.
Reconoció que el movimiento de huelga sólo puede desactivarse para empezar actuando con responsabilidad, madurez y voluntad, factores le han faltado de sobremanera al rector Grijalva Monteverde, pero además el que acepten en primer lugar sentarse a negociar.