Banner

Por Érika Hernández
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los controles de seguridad en inmuebles asignados al Presidente Enrique Peña Nieto se incrementaron ante la laxitud de las medidas de protección en torno al Primer Mandatario.
Desde esta semana, las revisiones en el Hangar Presidencial y la Residencia Oficial de Los Pinos se reforzaron. Antes sólo bastaba con dar el nombre o mostrar la acreditación o gafete de estacionamiento, y en ocasiones abrir la cajuela del auto.
Ahora, en ambas sedes, elementos del Estado Mayor Presidencial obligan, tanto a visitantes como empleados, a descender del vehículo, apagarlo y abrir todas sus puertas. Después, con un perro adiestrado en explosivos y drogas revisan cada detalle de la unidad.
Consultados al respecto, altos mandos encargados de la seguridad de Peña Nieto afirmaron que las nuevas medidas obedecen a un análisis sobre los protocolos de protección al Presidente, los cuales, consideraron, eran “laxos ante la nueva circunstancia” que vive el País en materia de inseguridad y crimen organizado.
La nueva estrategia, informaron, también motivó el relevo de algunos jefes de área en el Hangar Presidencial, de la coordinación de seguridad de Los Pinos y de la propia escolta del Mandatario federal.
Además, resumieron, habrá más custodios vestidos de civil alrededor del Presidente. Actualmente entre 10 y 15 elementos se despliegan en los recorridos del Mandatario antes de llegar al templete o cerca del escenario donde da sus discursos.
Incluso, en los últimos días la presencia de militares en actos públicos del titular del Ejecutivo se aumentó. Desde ahora se cuida más la ubicación del templete y hasta las sillas que ocupará el Presidente.
El pasado 25 de marzo, en su gira por Baja California, entre los helicópteros en los que viajó Peña Nieto y su comitiva estaba uno de la Policía Federal, con elementos de esa corporación armados y miembros de la escolta del Presidente.
De acuerdo con el Presupuesto 2014, el EMP pidió un presupuesto adicional de 60 millones de pesos para cambiar el equipo de comunicación y telecomunicaciones de áreas estratégicas.
Entre las remodelaciones que ha implementado la Residencia Oficial de Los Pinos están los controles principales tanto de autos como peatonales; para la revisión de éstos se cambiaron los arcos detectores, se instalaron lectoras para tarjetas de entrada y torniquetes.