Banner

Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Desde su campaña al Ayuntamiento de Cuetzala de Progreso, enclavado en la región de Tierra Caliente de Guerrero, el perredista Feliciano Álvarez recibió el apoyo de la agrupación criminal La Familia Michoacana.
Ahora, tras su detención el pasado martes en Iguala, la Procuraduría General de la República lo vincula a 15 secuestros, informó Tomás Zerón De Lucio, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la dependencia.
Precisó que la detención se dio con base en una orden de aprehensión librada por el Juzgado Noveno de Distrito de Guerrero por los delitos de delincuencia organizada y secuestro.
“Información de inteligencia señala que Feliciano Álvarez Mesino mantuvo desde su campaña a la Presidencia Municipal relación y apoyo de la organización criminal prevaleciente en la zona, dedicada el secuestro, a la extorsión y al tráfico de drogas”, dijo Zerón en rueda de prensa.
“Se le relaciona directamente con Froylán Fernando Barrera Guzmán, jefe de la plaza de Cuetzala, Guerrero, a quien se le detuvo el 6 de diciembre de 2013 en compañía de dos personas más, todas pertenecientes a la misma organización criminal”.
Acompañado del titular de la SEIDO, Rodrigo Archundia Barrientos, el funcionario detalló que el narcotraficante Froylán Barrera y sus acompañantes fueron los primeros en señalar al alcalde como uno de sus protectores que, además, les alertaba a la organización cuando se llevaban a cabo operativos policiacos.
“Diversos testimonios de víctimas de privación ilegal de la libertad señalan nexos entre Álvarez Mesino con personas pertenecientes a la delincuencia organizada en la zona, vinculadas con al menos 15 delitos por secuestro”, señaló.
De acuerdo con Zerón, la célula delictiva a la que Álvarez Mesino brindaba protección tenía como área de influencia a los municipios guerrerenses de Cuetzala de Progreso, Apaxtla, Arcelia, Cocula, Teloloapan, Atoyac y Tecpan.
La PGR encarceló ayer al alcalde en un penal federal, donde lo puso a disposición del Juzgado de Distrito que ordenó su captura, el cual definirá su situación jurídica en un plazo máximo de 144 horas.
La Familia Michoacana anunció su aparición en 2006, como una organización contraria a Los Zetas en esa Entidad.
En 2011 se dividió en dos facciones, una al mando de Jesús Méndez Vargas “El Chango Méndez” y otra la denominada como Los Caballeros Templarios, bajo el mando de Nazario Moreno “El Chayo” y Servando Gómez “La Tuta”.