MARCO ANTONIO FLOTA

Urgen Zares

En los Estados Unidos es usual la expresión: “El Zar Antidrogas”, “El Zar Antimafia”. Pero en México apenas empieza a usarse: ya se menciona a Alfredo Castillo, Comisionado para restaurar la tranquilidad en la tierra que fue de los Cárdenas y ahora es de La Tuta, como “El Zar de Michoacán”.
(El título Zar, como cualquier diputado sabe, es el que se daba a los soberanos rusos y sus esposas eran llamadas Zarinas. De perpetuarse, como todo indica que ocurrirá, el actual mandatario ruso, los futuros presidentes soviéticos podrían ser llamados Putin. Y quizá por eso acaba de exigir el divorcio su ex: para no ser llamada Putina)
Pues bien, como parece que el señor Castillo está cumpliendo más o menos como “Zar de Michoacán”- si acaso necesitaría un oculista de cabecera para distinguir a los malos de los buenos- los politólogos ya empiezan a especular qué otros Estados necesitan un Zar y quiénes serían los personajes indicados para el cargo.
Veamos:
Ya está más o menos controlada la violencia del crimen organizado en Nuevo León- gracias a la Defensa y la Marina-, pero el gobernador Rodrigo Medina no ha podido levantar la economía. De vivir aún, el inolvidable Piporro sería el Zar ideal para aquel Estado, pero Eulalio González ya falleció, posiblemente del coraje al saber que a Oscar Espinosa Villareal, último regente priista del DF, le apodaron también “El Piporro”.
Para lidiar con los millonetas de Monterrey se necesitaría, entonces, un Zar del nivel de don Carlos Slim, pero como el dueño de Sanborns está metido de tiempo completo en su pleito con el dueño de Televisa, parece que los regios van a tener, en vez de un Zar, al “Rey del Cabrito”, que también es bueno para hacer centavos.
Le acaba de estallar la violencia en serio al gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre, un médico que llegó al poder a raíz del asesinato, antes de las elecciones, de su hermano que era el candidato del PRI. O sea, como Raúl Castro que recibió el poder de su hermano Fidel o como si Raúl Salinas hubiera recibido el poder de su hermano Carlos... No, esto es imposible: Carlos Salinas todavía no suelta el poder. Bueno, pues para Tamaulipas, ya que no puede el doctor Torre, habría que mandar cono Zar al doctor Juan Ramón de la Fuente, que tanto tiempo lleva sin chamba. Ofrézcanle el puesto, antes de que acepte el de entrenador de los Pumas.
Y así por el estilo, se puede encontrar un Zar para cada uno de los Estados con problemas:
Hugo Sánchez puede ser el Zar de Oaxaca, ya que Gabino Cué no da pie con bola. Javier López, Chabelo, luce perfecto para Zar de Chiapas, porque parece que el niño Velasco no puede con el paquete (O está muy ocupado preparando su boda con Anahí)
Para poner en paz al gobernador Jorge Herrera, enojado a con su antecesor Ismael Hernández, porque se organizó una fiesta de cumpleaños de 5 millones de pesos y no lo invitó, habría que nombrar “Zar de Durango” al coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, cuyas fiestas son un poco menos costosas. Y ya que otro gobernador, Roberto Borge, siempre anda de viaje- la Serie Mundial, una pelea en Las Vegas, el Superbowl- debían nombrar “Zar de Quintana Roo” a Pedro Joaquín Coldwell (Aunque dicen en Cozumel que nunca ha dejado de serlo)
En fin, muchos Estados de la República mejorarían con un Zar, por ejemplo Morelos. Aunque en Cuernavaca comentan el gobernador Ramírez ya gobierna con la prepotencia de los Gracos, aquella dinastía de cónsules de la antigua Roma.


¡RRIINNGG!
-Bueno, Cámara de Diputados...
-¿Es cierto que le robaron su avión al jefe de asesores del diputado Beltrones?
-Puede ser, porque Manlio fue a Sonora el fin de semana y no ha regresado..

EPIGRILLO
Fue saludado por Peña
Joaquín Vargas, el de Dish.
¿Tendrá tele? ¿Fue la seña?
Slim comentó: “I wish.....!”

nmarco antonio flota
Periodista y escritor. Durante cuatro décadas ha desarrollado la crítica humorística. Creador de las càpsulas diarias de “Hechos de Peluche” y autor de comedias para el teatro político como “La Docena Trágica”.