Por Manuel Grijalva
TRIBUNA
Pese a que el primer actor Gonzalo Vega quiso venir a Obregón a presentar la obra “La Señora Presidenta”, los médicos le prohibieron viajar a nuestra ciudad, pues su salud empeoraría si viajaba, así lo señaló el señor Roberto Sandoval, responsable de presentar esta obra en nuestra ciudad.
“Se empezó a sentir mal arriba del avión, cuando llegó a la ciudad de Hermosillo ya lo estaba esperando la ambulancia y del aeropuerto se lo llevaron directo al hospital”, señalando que en los 22 años que llevan de gira ésta es la primera vez que sucede esto.
Al teatro del ITSON llegaron Andrea Sisniega, Érika Blehe, Ángel Zozaya, Krisna Isfel, Diana Franco y Gastón Padilla, actores que participan en esta puesta en escena y quienes se mostraron sorprendidos, declarando que habían viajado hasta acá con la esperanza de que la salud del actor de “Nosotros Los Nobles” mejorara, más no fue así.
“Pedimos la comprensión de la gente de Obregón, es la primera vez que esto pasa, ya le han puesto dos transfusiones de sangre y no responde bien, está algo débil, estamos tristes pero esperamos que amanezca bien para que podamos dar la función que tenemos programada para mañana (hoy) en Guaymas”.
Por su parte Gastón Padilla señaló que pese a que el actor está algo débil debido a su enfermedad, en cuanto sale a dar sus funciones, en el escenario se llena de energía.
Recientemente Gonzalo Vega había declarado que “un actor debe de llegar a dar la función, aunque sea con el acta de defunción en la mano”, declarando Roberto Sandoval que el actor de “Cuna de Lobos” había pedido estar en Obregón, ya que tenía la intención de llenar el teatro, desconociendo si se reagendaría su presentación aquí.
En el lugar estuvo Alejandro Silva Muñoz, de Inspección y Vigilancia, quien por instrucciones del alcalde de Cajeme y del secretario del Ayuntamiento estuvo al pendiente de que la devolución de la venta de los boletos se llevará en total orden y así fue, explicándoles a todos los que deseaban disfrutar de esta obra el motivo de la suspensión de la misma.
Silva Muñoz dijo que aquí no aplicaba ninguna multa, pues la cancelación de la obra fue por motivos de salud.
Gonzalo Vega padece de síndrome mielodisplásico (preleucemia), enfermedad en la que la médula ósea no funciona de manera normal y no produce suficientes glóbulos rojos normales.