Banner

THE ASSOCIATED PRESS
MANAGUA.- Un terremoto de magnitud 6,1 dañó el jueves decenas de casas en el oeste de Nicaragua, y las autoridades reportaron que al menos 23 personas resultaron heridas por la caída de techos, vigas y muros en un poblado.
El sismo provocó que algunos habitantes salieran a las calles aterrados y que llamaran a estaciones de radio para decir que habían perdido los servicios de electricidad y agua potable.
Al parecer, el poblado de Nagarote, 50 kilómetros (31 millas) al noroeste de Managua, fue el más afectado, junto con las comunidades circundantes, donde más de 100 casas resultaron dañadas, dijo Guillermo González, director de la agencia de prevención de desastres.
González dijo que tres de los heridos fueron trasladados a Managua para ser atendidos.
Enrique Beteta, secretario general del Ministerio de Salud, dijo que los tres tienen heridas que no ponen en peligro sus vidas. “Uno tiene trauma en un tobillo, otro un problema en la pierna, y un joven de 16 años con una situación de trauma en la zona lumbar porque le cayó un pedazo de pared’’, dijo a radiodifusora Radio Ya.
González agregó que otras dos viviendas resultaron dañadas en Managua, y que aludes de tierra bloqueaban dos autopistas al sur de la capital.
El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que el sismo del jueves ocurrió a las 5:27 de la tarde (2327 GMT), con epicentro a unos 18 kilómetros (11 millas) al sureste de la ciudad de Larreynaga. El terremoto ocurrió a una profundidad de 10 kilómetros (6,2 millas).
La población reportó que minutos más tarde sintieron una fuerte réplica, que según el USGS tuvo una magnitud de 5,1, con epicentro cinco kilómetros (tres millas) al oeste de Ciudad Sandino.