Banner

EL UNIVERSAL
CHILPANCINGO.- Grupos de católicos se movilizaron en ciudades de la región Centro y Norte del Estado de Guerrero contra la ley de despenalización al aborto y la eutanasia, que podría aprobarse el próximo mes en el Congreso local.
Con volantes informativos donde se lee: “La defensa de la vida no es cuestión de religión, es cuestión de humanidad”, los religiosos de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, se colocaron en cruceros de ocho puntos de la ciudad y realizaron “círculos informativos” con la postura de la Iglesia contra el aborto y la eutanasia.
“Sí a la vida, no al aborto”, gritaban los jóvenes de la organización Laicos Católicos Organizados, de la zona Norte y Centro, mientras un orador en el crucero del bulevar René Juárez Cisneros explicaba, “es un deber de todos nosotros proteger a las personas más indefensas. Ese embrión, esa célula que será una vida, tiene que ser defendida. Son criaturas, seres humanos con derechos como nosotros”.
El párroco Sem Zepeda Salazar, de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, admitió que la postura de la Iglesia es de valores, de moral, para “exaltar” a la humanidad, más allá de un asunto de salud pública, “porque el argumento de los que están a favor es la salud de la mujer, que las células no son embrión a los tres meses, pero en la práctica, el aborto es algo terrorífico”.
Lamentó que en el Congreso local se priorice la aprobación de leyes a favor de los animales, antes que las que promueven “la vida y la paz”; además, aseguró que ellos como católicos no fueron tomados en cuenta.
En los volantes se exigía a los diputados frenar leyes pro “derechos reproductivos” y preparar otras que promuevan el “derecho a la procreación”, lo que incluye la eutanasia, que consideran un asesinato.
Se leía: “No estamos en la Alemania Nazi o en las dictaduras comunistas, donde el pretexto para matar era lo de menos. Exigimos respeto a la vida, porque si queremos paz, debemos respetar la vida”.