Los servicios religiosos de esta semana, ofrecen una oportunidad de cambio a un mundo que está envuelto en incertidumbre y violencia.

Por César Omar Leyva

TRIBUNA

Esta semana la Iglesia Católica recordará lo que sucedió hace más de 2 mil años, pero de una manera acomodada a las circunstancias actuales, con los mismos signos pero con un mensaje adaptado a nuestros tiempos, manifestó el obispo Felipe Padilla Cardona.

Al encabezar la misa del Domingo de Ramos, el pastor de la Diócesis de Ciudad Obregón, pidió a los fieles acercarse al resto de las celebraciones que se realizarán en las distintas parroquias de la localidad y que aprovechen los días de descanso para encontrarse con Dios y sus familias.

“Hoy Jesús entra y nos dice que el mundo no está hecho para ir uno contra otro, sino que el mundo tiene la fuerza para construir la paz, la solidaridad y el acercamiento, el mensaje que este día se quiere trasmitir es de esperanza, aunque seamos minoría podemos dar ese mensaje claro, este es el domingo de la esperanza”, enfatizó.

Los servicios religiosos de esta semana, agregó, ofrecen una oportunidad de cambio a un mundo que está envuelto en incertidumbre y violencia.

“Dios nos quiere dar un mensaje que parte del corazón, que descubramos que la riqueza del mundo está en el corazón, es ahí donde podemos descubrir cómo estamos y preguntarle a nuestro Creador para qué nos hizo y cuál es la finalidad de nuestra existencia”, enfatizó.

Padilla Cardona invitó a los padres de familia a procurar que sus hijos participen en las actividades religiosas y para ello dijo se ha preparado en Catedral la Pascua para niños la cual tendrá lugar lunes, martes y miércoles por las mañanas y del jueves al domingo se realizará la Pascua juvenil durante casi todo el día ahí mismo.