Banner

Por Gilberto Ruiz Razo


LOS TRES.- Un aficionado de Hermosillo decía que Francisco "Chino" Márquez, un receptor de los años setenta que jugó buenas temporadas con los Yaquis, le conectó en una ocasión, tres bambinazos a los Yaquis, que lo había prestado a los Verdes esa campaña.

NO.- Pero eso no fue así. El nativo de Nueva Rosita, en el Estado de Coahuila, la vez que se fue para las tablas tres veces en un encuentro, fue cuando Yaquis se enfrentó a los Mayos en la temporada 1972-73. La entrevista citada, dio inicio en el TOG. El primero fue apretado marcador en favor de la tribu de CO.

EL SEGUNDO.- En el segundo de esta final, que también fue para Yaquis pero más holgado, Pancho Márquez, que en la actualidad radica en Hermosillo después de hacerlo en esta ciudad por muchos años, se fue para las tablas en tres ocasiones. Fue ante tres pitchers importados: Dyar Miller, Ricardo Sandate y Greg Chlan.

ÚNICO.- Y lo que son las cosas, Márquez, que nunca fue un toletero de altos vuelos aunque sí tenia poder, posee este record al ser el único que ha depositado tres pelotas atrás de la cerca, en una final. Sí, ni el gran Héctor Espino, que disfrutó algunas finales con Naranjeros, fue capaz de realizar ese truco.

CUATRO.- De Cañeros, hay cuatro elementos que dieron tres jomrons contra Yaquis, y todos fueron en CO. El primero en el desaparecido "Álvaro Obregón", un 31 de diciembre de 1968, del bat de Carlos "Bobby" Treviño, quien fue el primero en realizar la faena en lo que es hoy LMP. Antes, Ildefonso Ruiz nativo de CO, botó tres pelotas, pero vistiendo la franela de Tomateros, en juego de 10 entradas. Fue en Guaymas en 1966.

DESPUÉS.- Otros que botaron tres pelotas contra Yaquis, en un solo juego, fueron Aurelio Rodríguez, 1979; Alan Cockrell, 1986 y Alonso Téllez, 2001. Repetimos, los cuatro citados, vestidos de Cañeros. Pero Márquez en calidad de préstamo, no.

UNO.- De una larga lista de jugadores que realizaron el truco de botar tres pelotas en un solo encuentro, que llega a 33, apenas hay uno que lo ha realizado en par de ocasiones. Se trata de Luis Alfonso "Cochito" Cruz, mismo que en el año 2005, jugando para Mayos y contra Yaquis en el TOG, conectó tres home runs.

OTRA.- Y la otra ocasión fue cuando en el 2010, ya con el uniforme de Tomateros y en el estadio "Héctor Espino González", puso a viajar tres veces la pelota. Si batear tres bambinazos en un juego es difícil, hacerlo en dos ocasiones, más. La prueba está que el navojoense, es el único que lo ha hecho.

DOS.- Citar a Yaquis que se han despachado con tres vuelaceras, es citar solamente a dos toleteros. El primero fue Alejandro Ortiz, aquél antesalista que conocimos en los ochenta. Fue en 1988, cuando despachó tres garrotazos contra Venados y en el puerto sinaloense que no es fácil ponerla a viajar.

EL OTRO.- Y el segundo en realizar esta hazaña, fue Said Gutiérrezy en un juego de inauguración contra los Mayos en casa de éstos. Fue en el año 2008, cuando el rechoncho receptor se cayó de la cama. Un juego que jamás va olvidar el radicado en Yucatán.

NADIE.- Lo anterior nos da una idea de lo complicado que ha resultado para un elemento de Yaquis, conectar tres estacazos en un juego, estando de local, pues nadie ha realizado el truco. ¿Cuándo llegará esa temporada?. Quién sabe, parece, o mejor dicho, es muy difícil.

SIGUEN.- Hace unos días, tocamos el tema de algunos bateadores reconocidos, tanto en verano como en invierno, que han comenzado bajos en la actual campaña de LMB. Y la mayoría de los que citamos, siguen debiéndole al anotador. Hay casos que en verdad extraña, pues en invierno destacan, pero en verano fracasan, a veces.

VARIOS.- Y son varios elementos que conocemos con Yaquis, los que no han empezado a carburar. Tenemos el caso de Alfredo Amezaga, que apenas batea .256, muy poco pues en ese circuito, abundan, normalmente, los bateadores que están encima de la cifra mágica.

MÁS.- Pero peor inicio es el que está teniendo Carlos Valencia. El "Chapis" sigue en slump ahora con el uniforme de Leones de Yucatán. Apenas un paupérrimo .130, sin cuadrangular y una sola carrera impulsada. ¿No le cayó bien el uniforme de Leones?.

OTROS.- Pero siguen nombres de también famosos, que no pueden empezar a batear al ritmo que han mostado en otros años. Hay casos como Luis Alfonso García, que con .237, está por debajo de lo normal en él. Otro Naranjero, Yunesky Sánchez, está batallando con un .237 para Oaxaca. La "Chispa" Gastélum, que ha peleado hasta el título de bateo en otras campañas, está con un .226, que se ve pobre.

MÁS.- Un caso inexplicable es el de Issmael Salas, que fue pretado a el Águila de Veracruz. El de Tijuana, batea un pobre .196 sin bambinazo y apenas cuatro remolques. Es notorio su caída con el bat de este notabe elemento. Tal vez pronto salga de ese slump... ¡¡Buenos Días!!



Correo Electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla