Por Carlos Marín
AGENCIA REFORMA
VILLAHERMOSA.- El procurador de Justicia de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, se reunió ayer con los familiares de las víctimas del accidente de un autobús, en el que murieron 36 personas, y les pidió calma para el proceso de identificación de los cuerpos.
Ello, luego que denunciaron que la dependencia no les proporcionaba información ni les permitía reclamar los restos.
“Nos pusimos de acuerdo con los familiares, partiendo de que los días de crisis que vivió la propia institución tienen que haber sido superados”, expresó Valenzuela Pernas, luego de salir del encuentro, que duró más de dos horas.
Para atender el reclamo de que sea agilizado el proceso de identificación, dijo, les facilitarán observar directamente pertenencias encontradas en los cuerpos.
“Estamos hablando de algunos dijes, argollas, de una blusa, que les va a permitir identificarlos (los cadáveres), porque el compromiso fue de la institución (PGJE) para que no anden deambulando y atrás de funcionarios ni preguntando teléfonos”, comentó.
Al filo de las 14:00 horas, la Procuraduría instaló un módulo para la exhibición de dichos objetos, mismo que estará abierto hasta las 21:00 horas.