Por Guillermo Urías Ayala

TRIBUNA

GUAYMAS.- Comerciantes establecidos sobre la carretera Federal 15, desde Estación Don a Nogales, tendrán que pagar renta por uso de suelo a Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), de acuerdo a las exigencias del organismo y cuyas repercusiones negativas ya se han dejado sentir en el libramiento El Valiente-Empalme, entre otros tramos.

El criterio recaudatorio de CAPUFE inició desde el año pasado con el ejercicio de presiones abusivas e intolerantes en contra de comerciantes de puestos fijos y semifijos ubicados en los libramientos y tramos de carretera Internacional, donde existen casetas de peaje.

La disposición entraría en vigor el próximo mes de mayo lo que afectará la economía de quienes, con la venta de refrescos, agua, frutas y mariscos, sacan el sustento para la familia.

En la caseta ubicada en el Libramiento El Valiente-Empalme, Caminos y Puentes Federales levantó elevadas vallas que no permiten a los automovilistas pararse a comprar en los pequeños comercios establecidos a ambos márgenes de la carretera, ni que los ambulantes lo hagan.

En el caso concreto de esta caseta de peaje, CAPUFE adeuda alrededor de 16 millones de pesos al ejido San José de Guaymas por el paso de la carretera por suelo ejidal, que sumados a los intereses sumarían más de 20 millones de pesos, además de la concesión a los vendedores que son ejidatarios o hijos de ejidatarios.

Los hermanos Lizárraga, Sánchez, Gastélum y otros, tienen año ofertando sus productos en dicho lugar y han señalado que no captan lo suficiente como para pagar renta, por lo que en determinado momento tomarían otras medidas.