Banner

Por Guillermo Urías Ayala
LA VOZ DEL PUERTO
GUAYMAS.- Al margen de su entorno privilegiado entre el mar y gigantescos cactus, San José de Guaymas busca ser considerado entre los “Pueblos Mágicos” de Sonora y con ello propiciar inversiones en materia turística, por lo que aumentaría el potencial de la región en este aspecto, señaló Carlos Garza Osuna.
Ejidatario y residente de dicha comunidad donde, incluso, la familia desarrolla un proyecto en su propia parcela, el secretario general del Comité Regional Campesino de la CNC advierte que sería uno de los programas que tenía considerados su extinto dirigente estatal, en beneficio de esa región que lo vio crecer.
San José de Guaymas no es sólo producción de naranja y material para la construcción, tiene un enorme potencial que se puede ofertar al turismo rural, sobre todo si es aprovechado el Parque de Los Sahuaros Gigantes, considerado reserva natural protegida.
El mismo pueblo tiene una rica historia, edificios históricos como el templo católico, la Escuela Primaria Petra L. de Rodríguez, que fuera casa del ex gobernador de Sonora y ex presidente de México, General Abelardo L. Rodríguez, así como lo que queda de Hacienda Aranjuez, con más de 300 años de existencia, su vinata que aún es visible y recuperable y otros atractivos.
Asimismo, Garza Osuna expuso que el predio La Palmira es un lugar paradisíaco donde aún hay vestigios de lo que fueron fastuosas construcciones y en lo personal desarrollan en su parcela un proyecto de parque recreativo de orden familiar, bajo los auspicios de su hermano Jesús Garza Osuna y su padre Armando Garza Guerrero.
En Guaymas se carece de alternativas para diversión de los niños y en la región esto es explotable, lo que puede generar nuevas fuentes de empleo.
Pero para ello, es necesario buscar los mecanismos que permitan a San José de Guaymas ser considerado “Pueblo Mágico” y con ello atraer recursos para la rehabilitación de antiquísimas construcciones, entre otras.