Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En vida, José Lamberto Verdugo Calderón “El Verdugo” era el principal operador del capo Ismael “El Mayo” Zambada, pero hasta su muerte fue también uno de los pocos narcotraficantes que presentó declaraciones anuales de impuestos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
El traficante de cocaína nunca ocultó su identidad en registros oficiales, pues tenía propiedades y vehículos a su nombre e incluso dio de alta una razón social con la que declaró al fisco ingresos por 104 millones 622 mil 722 pesos de 2002 a 2007, señalan documentos judiciales.
Se trata de la empresa Rancho Agrícola Ganadero Los Mezquites, S.A. de C.V., dedicada a la cría de ganado bovino, la cual fue inscrita en el Registro Federal de Contribuyentes con la clave RAG000412BY5 y domicilio en el kilómetro 2.8 de la Carretera a Costa Rica, Municipio de Culiacán, Sinaloa.
Esta persona moral hizo en el mismo periodo deducciones fiscales por 92 millones 96 mil 396 pesos y presentó declaraciones mensuales de pagos provisionales al fisco de enero a octubre de 2008, según la causa penal 219/2008 del Juzgado Segundo de Distrito de Sinaloa.
En el sexenio pasado, el jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, Ramón Pequeño García, señaló a Verdugo como el responsable de tramar un atentado contra el Presidente Felipe Calderón, pero antes de cualquier intento, el traficante fue abatido por el Ejército en Culiacán, el 22 de enero de 2009.
La empresa Los Mezquites fue constituida el 12 de abril del 2000 con un capital social de 1.5 millones de pesos, repartido en 100 acciones, 40 de ellas a nombre de Verdugo Calderón, 20 de su ex esposa Tomasa García Ríos, 20 de su hijo José Lamberto Verdugo García y 20 de Luis Enrique Verdugo Barraza.
Los Mezquites, indican registros hacendarios, inició sus operaciones el 2 de mayo de 2003.
Prácticamente toda la actividad económica legal del narcotraficante se hizo por medio de esta empresa, sin embargo, Verdugo también se presentó a las ventanillas del Servicio de Administración Tributaria para registrarse como persona física, con el RFC VECL620918PB1.
Como tal, inició operaciones el 21 de abril de 1995 con la actividad de “ganadería asociada a otras actividades agrícolas forestales” y, aunque presentó sus declaraciones anuales de impuestos por los ejercicios de 2002 a 2007, estas prácticamente eran simbólicas.
En todo ese periodo sólo reportó ingresos de 12 mil 635 pesos como persona física. Ante los ojos del fisco, su actividad económica legal tenía que ver con su empresa de ganadería.
El Gobierno de México descubrió muy tarde que este contribuyente activo era un hombre de importancia para el Cártel de Sinaloa.
Uno de los mayores aseguramientos de efectivo en la administración pasada fueron los 26 millones 202 mil 176 dólares que el Ejército encontró en una casa del Fraccionamiento Rincón del Valle, en Culiacán, el 10 de septiembre de 2008.
Richard Arroyo Guízar, hijastro de Jesús Zambada García “El Rey”, declaró el 27 de noviembre de 2008, poco después de ser capturado en el DF, que ese dinero lo habían atesorado “El Verdugo” y “El Mayo” Zambada.
“El segundo en mando de la célula de Ismael Zambada García ‘El Mayo Zambada’, es Lamberto Verdugo Calderón, ya que es el hombre de todas sus confianzas; sé que la función de Lamberto es ser el encargado del envío de narcóticos de México hacía los Estados Unidos, es decir, se dedica a la distribución de la misma”, declaró Arroyo.
Desde la década de los 90, las agencias de Estados Unidos detectaron que Verdugo y sus hermanos distribuían heroína en Arizona y California. Era también uno de sus blancos prioritarios porque transportaba de Estados Unidos a México las ganancias en efectivo de “El Mayo”.