Por Ángel Villarino
AGENCIA REFORMA
WASHINGTON.- El proceso utilizado por la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos para crear una lista de personas y empresas relacionadas con el crimen organizado y el terrorismo, ha sido declarado inconstitucional y México no debería copiarlo, advierten en el vecino País.
“El proceso de designación de EU es la última cosa en la que México debería inspirarse para crear su propio sistema”, dijo a Reforma el abogado y profesor de Derecho de Georgetown, David Cole.
“(El sistema estadounidense) es profundamente injusto y permite que el Gobierno haga listas negras de organizaciones e individuos en secreto, procesos unilaterales, basados en información clasificada”, abundó.
En su opinión, dichas listas niegan a la entidad y a los individuos la posibilidad de responder y defenderse, algo que está en contra de la Constitución y de toda forma de Derecho moderno.
“De hecho, dos cortes federales (en EU) han declarado que negar la oportunidad de defensa constituye un proceso inconstitucional”, dijo.
Este mes, la Secretaría de Hacienda informó que elaborará su propio registro con nombres de personas y empresas relacionadas al crimen organizado y el terrorismo, un trabajo explícitamente basado en el de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de EU.
La única diferencia con la lista realizada en Estados Unidos es que, en México, la información se compartirá sólo con bancos y otros intermediarios financieros.
La OFAC gestiona la lista de Designaciones Nacionales Especiales (SDN, por sus siglas en inglés).