Banner

Por Verónica Gascón
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Para el sector privado, con los cambios hechos por el Senado a la Ley de Competencia Económica se logra un equilibrio y los contrapresos necesarios ante las decisiones del regulador.
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, opinó que los cambios en cuanto a las consultas públicas que debe llevar a cabo la Comisión Federal de Competencia Económica; la realización de estudios para aplicar una desincorporación de activos y las condiciones para la autoridad investigadora, mejoraron la minuta.
“Son cosas que enriquecen mucho la propuesta y generan una ley muy sólida con un órgano con dientes suficientes para regular los mercados y dan certidumbre jurídica importante para que los agentes económicos puedan invertir”.
“Vemos una propuesta bastante equilibrada, alcanza los objetivos principales que es tener una ley que beneficie al consumidor con órganos reguladores sólidos y los medios de defensa y equilibrios necesarios”, subrayó en entrevista.
Como parte de los cambios votados en comisiones, la COFECE deberá poner a consulta pública lineamientos y conceptos como barreras a la competencia y libre concurrencia, desincorporación de activos e insumos esenciales.
Se adicionó el artículo 32 donde se establecen las causas de la remoción del titular de la Autoridad Investigadora, la cual será una instancia al interior de la COFECE, encargada de fundamentar los casos.
Gutiérrez Candiani, añadió que los cambios hacen que la COFECE actuará cuando haya prácticas monopólicas probadas y no sólo castigará el tamaño de las empresas.
Juan Pablo Castañón, presidente de la COPARMEX, coincidió en que la minuta tiene cambios que ayudan a equilibrar la posición de las empresas frente a la COFECE.
“Se definió de alguna forma barreras a la competencia, se matizaron algunos procedimientos especiales, se definió un procedimiento para el agente investigador y se limitaron sus atribuciones en visitas (a las empresas).
Señaló que fue adecuado que a última hora los senadores antepusieron que la COFECE debe realizar un análisis económico antes de ordenar la desincorporación de activos de alguna empresa, para demostrar su pertinencia.
Castañón dio el visto bueno a que se realicen consultas públicas sobre los lineamientos y criterios que empleará la Comisión para definir lo que son los insumos esenciales, mercados relevantes y barreras a la competencia.
Una vez que la reforma secundaria fue aprobada en lo general en comisiones, pasará al Pleno del Senado para discutir algunos puntos en lo particular.