Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Tras repeler ataques de civiles armados, en dos eventos por separado, uno en San Fernando y otro en Matamoros, Tamaulipas, elementos de las fuerzas federales abatieron a seis de los presuntos delincuentes.
Además el Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT) informó que en uno de los hechos, un civil ajeno a los hechos resultó muerto, luego de ser alcanzado por disparos de uno de los agresores.
De acuerdo a las autoridades, el primero de los hechos delictivos se registró el pasado martes en las inmediaciones del poblado Carbajal, que pertenece a San Fernando, donde personal de la Marina realizaba patrullajes cuando fueron atacados sorpresivamente por civiles armados que se desplazaban en varios vehículos.
Al repeler la agresión, dieron muerte a cinco agresores aún sin identificar, y aseguraron una camioneta Chevrolet Tahoe con placas de Texas, cinco armas largas, una pistola automática, un tubo lanzagranadas, cuatro granadas, 39 cargadores y 947 cartuchos útiles de diferentes calibres.
El segundo de los incidentes violentos ocurrió a las 18:00 horas del pasado martes en calles de la Colonia Guillermo Guajardo, cuando por la Avenida División del Norte personal de la Marina detectó la presencia de una camioneta Jeep Grand Cherokee con cuatro hombres armados, por lo que les marcaron el alto.
Según la fuente, los civiles armados hicieron caso omiso y empezaron a agredir a los marinos en un intento por escapar, sin embargo, acabaron estrellando la unidad contra un camellón central.
El Gobierno precisó que tres de los agresores lograron escapar, mientras el cuarto enfrentó al personal de la Marina y fue abatido.
En torno a la víctima ajena a los hechos, el GCT reportó que a pocos metros del lugar de los hechos, los marinos detectaron en el interior de una camioneta pick up Chevrolet Silverado modelo no reciente, en el asiento del copiloto estaba el cuerpo sin vida de un hombre de aproximadamente 70 años de edad, el cual presentaba un impacto de bala.
Las autoridades revelaron que un familiar del occiso declaró ante un Agente del Ministerio Público del Fuero Común que él conducía la camioneta y que los civiles armados les dispararon cuando trabajaban de huir de los marinos, provocando la muerte de su pariente.