A primera hora del martes, cerrará otra vez la carretera Internacional 15, a la altura del puente peatonal de esta población.

Por Carlos Razcón Valenzuela

LA VOZ DEL PUERTO

VÍCAM.- Pasada la tregua de la Cuaresma, la Tribu Yaqui retomará la resistencia civil pacífica en defensa de sus recursos naturales y, a primera hora del martes, cerrará otra vez la carretera Internacional 15, a la altura del puente peatonal de esta población.

En ese lugar, luego de más de ocho meses de bloqueo, durante las celebraciones “grandes” de la Pasión de Cristo y a la fecha, los yoremes han mantenido campamentos de al menos 20 personas a cada lado de la ruta federal, sin llegar a tapar la libre circulación vehicular, expresó el vocero de los Ocho Pueblos, Tomás Rojo Valencia.

Durante prolongada reunión, ayer sábado, en la Comunila de Vícam, las autoridades tradicionales determinaron diversas acciones para exigir el debido respeto a la voluntad del Pueblo Yoreme y se deje de trasvasar agua de la cuenca del Río Yaqui al Sonora, a través del acueducto “Independencia”.

“El asunto de la consulta a las comunidades para nuevo Manifiesto de Impacto Ambiental se debe abordar con toda seriedad y, los resultados, sean de consentimiento o no de los yaquis, deberán ser tomadas con la seriedad que el caso amerita”, abundó el líder indígena.

Sostuvo que los impactos negativos del trasvase aguas arriba ya se aprecian en ambas riberas del otrora imponente Río Yaqui; también son visibles los severos daños ocasionados a las tierras de cultivo de ese milenario pueblo.

Hasta ayer no se precisaban horarios para el bloqueo en los Cuatro Carriles de circulación de esa rúa, la México 15, tramo Cajeme-Guaymas, aunque se manejó la posibilidad de un cierre total, sin intermitentes aperturas de desfogue durante el día, dado que la tropa yoremia exige realizar acciones fuertes en contra del despojo de su agua.