Banner

A estas elecciones se presentan cerca de nueve mil candidatos, entre ellos el actual primer ministro Nuri al Maliki, un chiíta que va por su tercer mandato, así como el presidente del Parlamento, el sunita Osama al Nuyaifi.

NOTIMEX
Madrid.- Varios centros de votación en Irak fueron hoy blanco de atentados suicidas, que causaron la muerte de al menos 16 miembros de las fuerzas de seguridad y del ejército, los primeros en votar dos días antes de las elecciones legislativas.
Más de un millón de personas, la mayoría de ellas agentes de seguridad y miembros de las Fuerzas Armadas, votan de forma anticipada en los comicios legislativos, los primeros que se celebran en Irak tras la retirada de las tropas estadunidenses a finales de 2011.
Un suicida vestido de policía hizo estallar un cinturón bomba que llevaba en un centro electoral en la ciudad de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de la capital, dejando un saldo de siete policías muertos y unos 20 heridos, informaron fuentes policiales iraquíes.
En otra parte de Kirkuk, una bomba explotó al paso de un convoy del ejército, matando a un soldado e hiriendo a dos.
Otros cuatro agentes murieron y 13 resultaron heridos cuando un kamikaze se inmoló en un centro de votación en la localidad de Al Tour, en la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad.
Poco después, otro suicida se hizo estallar en un centro de votación en Tuz Khurmatu, al norte de Bagdad, matando a tres policías e hiriendo a siete, según fuentes policiales, citadas por la cadena de televisión qatarí Al Yazira.
En norteña ciudad de Mosul, dos suicidas atacaron un centro de votación y aunque el primero fue abatido por las fuerzas de seguridad, el segundo detonó su bomba, hiriendo a tres policías y dos soldados.
También en Mosul, seis periodistas fueron heridos cuando una bomba estalló al paso del autobús en el que se dirigían a cubrir la votación para los miembros de las fuerzas de seguridad.
Cerca de Ramadi, al oeste de Bagdad, un soldado murió cuando su convoy que se trasladaba a un colegio electoral fue atacado por una bomba.
Más de 20 millones de votantes están llamados a las urnas para elegir a 328 diputados, en Irak y en el extranjero, en los primeros comicios tras la retirada de las tropas estadunidenses en 2011.
A estas elecciones se presentan cerca de nueve mil candidatos, entre ellos el actual primer ministro Nuri al Maliki, un chiíta que va por su tercer mandato, así como el presidente del Parlamento, el sunita Osama al Nuyaifi.