Por Arianna Monteverde M.
TRIBUNA
Rendimientos cercanos a las siete toneladas por hectárea, es lo que han obtenido productores agremiados a la Confederación Nacional Campesina, dio a conocer Trinidad Sánchez Lara.
El líder de la CNC en Cajeme, dijo que desde hace una semana iniciaron las cosechas del rubio cereal en el Valle del Yaqui y hasta el momento los rendimientos han estado estables; pero lo que les preocupa es que los precios no se encuentran en los mejores niveles.
Recordó que los productores del sector social, son los más afectados este ciclo, más aún porque los rangos de costos de producción han superado los 18 mil pesos por hectárea, costos con los que difícilmente podrán salir adelante y poder cumplir sus compromisos crediticios ante la banca.
Dijo que es un hecho que tendrán que gestionarse recursos extraordinarios para compensar la baja de los precios y rendimientos, por lo que se suman a la propuesta que realizó la AOASS de asegurar un precio mínimo de 3 mil 900 pesos por tonelada para cristalinos y 4 mil 100 pesos para harineros.
De los cultivos de verano, Sánchez Lara dijo que a pesar de haberse autorizado agua rodada para riego, por primera vez en varios años, los agricultores tendrán que analizar muy bien la situación, principalmente porque no hay suficiente disponibilidad de semilla en el Valle, principalmente de soya.