Por Gerardo Armenta Valderrama


+Casetas y CAPUFE
+Líderes partidistas

Dirigentes de tres partidos políticos en Álamos plantearon la desaparición de las casetas de cobro existentes en la carretera de Cuatro Carriles. También alentaron la formación de un frente común para que Caminos y Puentes Federales no siga "lacerando" la economía regional.
En el pertinente enunciado de estos dos planteamientos coincidieron Víctor Manuel Balderrama Cárdenas (PRI), Francisco Antonio Salazar García (PAN) y José Manuel Escobedo Prieto (PRD). Con argumentos que no pueden ser desdeñados, los líderes partidistas del colonial municipio se sumaron a la que ya vuelve a ser (aunque nunca desapareció del todo en los años recientes) una frontal corriente de opinión pública en contra de las casetas de peaje y CAPUFE.
No pueden ser otros los términos susceptibles de utilizarse para realzar los alcances de la problemática suscitada por la proliferación de las casetas de peaje en el Sur de la Entidad. No en balde cada vez se habla con mayor frecuencia de la necesidad de crear un frente común que se oponga a los daños que causa CAPUFE a la economía regional con sus habituales y perniciosas decisiones. Debe prosperar una propuesta de esta naturaleza.
Balderrama Cárdenas dijo en este contexto que "la gran mayoría de la gente de Álamos se suma a esta lucha porque a todos les afecta el bolsillo, ya que al tener que trasladarse al norte tienen que desembolsar para el pago de la caseta" (de Fundición). Indicó que hay que hacer saber al Gobierno Federal que en CAPUFE debe haber funcionarios más sensibles, al abogar porque se sumen a la lucha de que se habla tanto presidentes municipales como diputados locales, diputadores federales y senadores.
Por su parte, el dirigente panista Salazar García suscribió un juicioso análisis sobre el cobro del derecho de vía en la carretera instrumentado por CAPUFE. Con reflexiones encaminadas a postular la necesidad de que este asunto no se trasforme en algo más complicado, pidió analizarlo a fondo, incluso con la salvedad de que se haga una pausa en el cobro de ese derecho para que no se dañe más la economía regional. Opinó que ésta "de por sí ha venido sufriendo muchos problemas de sequía y la última granizada que dañó mucho a la agricultura".
En este mismo tenor de ideas, el líder perredista Escobedo Prieto apuntó que advierte con mucho agrado que "la gente de los diferentes sectores del Sur de Sonora, sobre todo de Navojoa, esté retomando el tema de CAPUFE y la eliminación de las casetas de cobro". Consideró que ante el anuncio de una inversión millonaria en la cuatro carriles es el momento de retomar esa lucha antes de que se comience a trabajar en la carretera, "porque después será más difícil quitar las casetas de cobro".
Como queda de manifiesto con los renglones anteriores, el tema del peaje carretero y CAPUFE como su patrocinador histórico mantiene el significado en contra que siempre se le ha adjudicado entre la población del Sur de la Entidad, en lo que fue un criterio social iniciado en Navojoa. Este es un asunto que jamás en los años inmediatos (y un poco hasta en los mediatos) ha sido soslayado por la ciudadanía, a pesar de las diversas maneras oficiales con que se buscó finiquitarlo, como fue y es el caso, por ejemplo, de la nunca pedida variante del libre tránsito representada por la laminilla extendida a los residentes sureños.
El tema, entonces, sigue mostrando una permanente actualización por todo lo que representa para la ciudadanía de esta parte del Estado. Prueba de ello es que están en curso diversos aprestos para replantear la exigencia por la libertad de tránsito en la carretera sin casetas que lo obstruyan y menos cuando es sabida la ilegalidad constitucional que les distingue. Ayudan mucho a esta noble causa expresiones como las que dieron a conocer líderes partidistas de Álamos como Balderrama Cárdenas, Salazar García y Escobedo Prieto.