Banner

Por Pedro Sánchez
AGENCIA REFORMA
CIUDAD JUÁREZ.- Cuando Jorge Gutiérrez toca los pies de Édgar Hernández, un migrante deportado de 24 años, ve las extremidades de Jesucristo.
Motivado por el mensaje del Papa Francisco de ayudar a los más necesitados, el predicador juarense de 42 años da masajes en los pies a los repatriados desde Estados Unidos, y compara su recorrido con el viacrucis.
“Estuve cinco días caminando. Ya nos dejamos agarrar porque ya no traíamos ni comida ni agua”, dijo el migrante originario de Acapulco, mientras Gutiérrez le quitaba espinas aún clavadas.
“Esto que yo estoy haciendo no te lo voy a cobrar, ni te lo va a cobrar la Casa del Migrante. Él más adelante le va a poner a alguien para ayudar”, le dijo el juarense.
De manera voluntaria, Gutiérrez acude los martes y jueves a la Casa del Migrante para dar una terapia la reflexología podal que llama “Los pies de Cristo”, a fin de disminuir el estrés y dar un trato humano a los deportados curándoles las heridas que sufren en su camino.
“Miro unos pies con hongos, cansados y detrás de éstos hay una historia, y qué mejor que la historia con Cristo”, dijo el también productor de la estación Radio Guadalupana, de la Diócesis de Ciudad Juárez.
La técnica la aprendió de una monja con quien laboró en un centro de rehabilitación de Nicaragua y usaba esta terapia para calmar la ansiedad de los adictos.
En septiembre del 2013 le planteó el proyecto al sacerdote Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante, y acordaron realizarlo por dos meses, pero hasta la fecha continua debido a los buenos resultados.
“Vienen molestos y con la reflexología lo que hacemos es acercarnos a ellos, que sientan esa hermandad”, comentó Gutiérrez, quien tiene dos hijos a los que enseña el valor de la caridad que aprendió desde niño en la iglesia.
En 20 minutos que dura la terapia, los migrantes le cuentan su historia.
De acuerdo a la técnica de la reflexología, los órganos del cuerpo están conectados con puntos de las plantas de los pies que son estimulados a través del masaje.
Del 2 al 12 de abril, Gutiérrez llevará su labor a las casas del migrante en Chiapas, Tabasco y Veracruz, y retornará a Juárez en el tren “La Bestia”.