Asegura Comisariado Ejidal no ha pagado uso del terreno por donde cruza el libramiento federal

Por Guillermo Urías Ayala

TRIBUNA

GUAYMAS.- Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) no puede condicionar el uso del libramiento El Valiente-Empalme por no haber cubierto los 16 millones de pesos (más intereses) que inicialmente fueron convenidos con el Ejido San José de Guaymas para utilizar 16 hectáreas del núcleo campesino, por donde se realizó la obra carretera, aseguró Juan José Rubio Martínez.

El presidente del Comisariado Ejidal precisó que el organismo operador de la Cuatro Carriles “no quiso lavar la ropa sucia en casa”, al no responder a las peticiones de una audiencia para desahogar el asunto, por lo que definitivamente será a través de un litigio como se llegue a un acuerdo.

Dijo que la cesión de derechos del Gobierno del Estado que encabezó Armando López Nogales al CAPUFE, no incluye el derecho de vía de las 16 hectáreas por donde pasa el libramiento de la Cuatro Carriles y el adeudo, más intereses, sigue vigente.

Por lo menos son 20 millones de pesos los que adeudan al ejido, de tal forma que no pueden exigir pago de derechos a comerciantes y empresas asentadas a ambos márgenes de la rúa, así como tampoco violentar los derechos de vendedores ambulantes que ofertan servicios en la caseta de peaje instalada en dicho tramo, manifestó Rubio Martínez.

Señaló que dentro de los acuerdos signados en aquel tiempo los vendedores ambulantes, ejidatarios, hijos de ejidatarios y avecindados tendrían este derecho, del cual ahora quieren ser despojados al levantar cercas elevadas que no permiten a los automovilistas parar para obtener satisfactores como alimentos, agua embotellada, refrescos y otros.

“Aunque estamos a 200 kilómetros de ellos nos solidarizamos con el movimiento que realizan ciudadanos de Navojoa, en la defensa de sus derechos que son violentados aun por encima de la Constitución, por lo que esto se dirimirá en tribunales”, destacó.

Señaló el Comisariado Ejidal de San José de Guaymas que el CAPUFE ha cerrado sobre la carretera los accesos a ejidatarios que tienen sus parcelas en esa zona y ante ello deben realizar rodeos para llegar, sin que la dependencia federal tenga una respuesta a su postura.