Por Heriberto Araujo
NOTIMEX
RÍO DE JANEIRO.- Las autoridades de Río de Janeiro ordenaron el despliegue de dos mil policías suplementarios en la ciudad a partir de ayer, con el objetivo de combatir el aumento de los crímenes, cuando faltan menos de 40 días para el inicio del Mundial.
El secretario de Seguridad Pública de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, considerado uno de los ideólogos de la llamada “pacificación” de las favelas fluminenses iniciada en 2008, anunció que ha ordenado el despliegue anticipado de las fuerzas de seguridad suplementarias.
Estaba previsto que ese operativo -que cuenta con un total de siete mil efectivos, según Beltrame- se pusiera en marcha a pocos días para el inicio de la Copa del Mundo de futbol, pero los recientes conflictos en favelas han motivado que el plan sea anticipado.
En entrevista con Notimex, la Secretaría de Seguridad del Estado de Río de Janeiro aseguró que la ciudad será “segura” durante la Copa del Mundo, que inicia el 12 de junio próximo.
“Podemos decir esto en base a dos grandes eventos que ocurrieron en 2013: la Copa de Confederaciones y la Jornada Mundial de la Juventud, que no implicó ningún incidente grave afectando a las delegaciones o al público”, dijo la dependencia, en una entrevista por correo electrónico.
Los datos, sin embargo, reflejan un ascenso de la criminalidad en una ciudad que desde finales de 2008 está llevando a cabo una política de “pacificación” de las favelas por parte de la policía militar.
Los homicidios aumentaron un 21.9% en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo período de 2013, así como el robo al transeúnte (46.5%) y el robo de vehículos (50.7%), según datos del Instituto de Seguridad Pública (ISP), que se encarga de medir estos indicadores.